Los Giants eliminan a los Redskins de los playoffs

Redskins 10 - Giants 19

Los Giants eliminan a los Redskins de los playoffs

Los Giants eliminan a los Redskins de los playoffs

Patrick Smith

AFP

El equipo de Washington fracasa con estrépito en una tarde en la que se jugaba seguir con vida en la temporada mientras sus rivales no se jugaban nada.

Lista de posibles decepciones en una jornada final de temporada regular en la NFL: no clasificarte para playoffs cuando dependía enteramente de tu victoria, hacerlo ante tu público, frente a un rival divisional con el que te llevas a matar, que ellos no se estuvieran jugando nada y que todo termine en una intercepción de tu quarterback al que en la próxima offseason has de decidir si pagarle como a un capitán general o le dejas marchar. Ahí tenéis a los Washigton Redskins para cumplir todo lo anterior.

Una jornada frustrante para la franquicia, que duda cabe. Los Redskisn perdieron 10 a 19 frente a los New York Giants y dicen adiós a la temporada de la forma más dura posible.

Fue un encuentro que siguió los raíles establecidos de antemano. La defensa de los Giants, uno de los hallazgos de 22016, acogotó a sus rivales sin piedad. Si alguien pensaba que los de New York se iban a tomar el partido a broma, la primera mitad debió servirle para apreciar con abundancia su error. Dejaron a cero a los Redskins y les enviaron al vestuario sumidos en una crisis casi que de identidad, sin carrera ni juego de pase que llevarse a la ilusión.

En defensa las cosas no les iban mucho mejor. El tiempo de posesión pertenecía a los G-Men. A consecuencia de ello, Paul Perkins tuvo su mejor partido como profesional. Alcanzó las 102 yardas y dejó claro, por si había alguna duda, que es el corredor titular de este equipo de cara a los playoffs. No es que los últimos partidos permitiesen pensar en otra opción, pero ahora ya es de palmaria evidencia.

La segunda parte, a la que se llegó con 10-0 a favor de los Giants con touchdown de, mira tú, el otro corredor, Jennings, vio como los Redskins apostaban por el todo o nada. De nuevo, algo que no se salía de los raíles previstos tal y como iba el asunto. Cousins se soltó y comenzó a buscar pases muy profundos que abriesen esa defensa. Uno de ellos fue intercepcatod por Dominique Rogers-Cromartie pero, n general, consiguieron su objetivo: movieron las cadenas y cambiaron el signo del partido.

Tras un field goal anotado, el encuentro pasaba a estar en distancia de una anotación. Con la idea de que todo era matar o morir, los Redskins completaron un fabuloso tercera y diecisiete en las manos de Pierre Garçon, lo que les llevó a un touchdown de Jordan Reed y a igualar el marcador.

Eli Manning, al que no fue necesario acudir en ningún momento hasta entonces, pegó un pase de 44 yardas a Tavarres King y dejó un field goal limpio para que su equipo se pusiera 10-13. Faltaban 2:12 para acabar y en Washington se respiraba toda la tensión de un instante en el que te juegas todo un año. Y este equipo llevaba toda la segunda parte en esa disposición anímica. Lo que sucede es que lanzar la moneda al aire tantas veces acaba dándote una cruz de tanto en cuando. Y Cousins lanzó para cruz con Rogers-Cromartie, de nuevo, en el lado contrario de la fortuna.

La anotación final no deja de ser una anécdota en la jugada lateral imposible con el tiempo a cero.

Concluye así un año en el que los Redskins tenían las opciones, las tuvieron hasta el último aliento, de jugar playoffs en dos temporadas consecutivas por primera vez desde principios de los 90. Una decepción enorme tal y como se han desarrollado los acontecimientos. Y para los Giants... la gran gran batalla comienza la semana que viene; por si acaso, han querido librar esta también, aunque la teoría dijera que no se jugaban nada.

ESTADÍSTICAS COMPLETAS DEL PARTIDO.

0 Comentarios

Normas Mostrar

Webs de PRISA

cerrar ventana

© AS Mexico S.P.A.