REAL BETIS 86 - REAL MADRID 85

Duro descalabro para el Madrid de Ayón ante Betis

Dos tiros libres de Triguero a falta de 15 segundos dieron la victoria a los verdiblancos. Remontaron 9 puntos en el último cuarto. Mahalbasic, Lockett y Radicevic, los mejores.

Lockett y Reyes
TONI RODRIGUEZ DIARIO AS

Gustavo Ayón colaboró con 12 unidades en la derrota que sufrió el Real Madrid ante el Betis, con lo que los merengues han demostrado vivir un mal momento en la Liga Endesa.

Dos tiros libres de Triguero a falta de 15 segundos dieron la victoria a los de Tabak. Musho Betis. Los verdiblancos remontaron nueve puntos en el último cuarto con un parcial de 26-16. ­Mahalbasic, Radicevic y Lockett lideraron este sonado triunfo ante el líder. El Madrid había llegado a contar con diez tantos de renta (36-46), pero nunca se sintió cómodo. No está fino y tampoco le ayudó un resfriado que dejó KO a Taylor y afecta a media plantilla. Jugó Doncic (esguince de tobillo) y volvió Maciulis (poco) tras un problema muscular. El equipo perdió fuelle al ritmo de Llull, que se resintió de las molestias en la rodilla izquierda antes del descanso pero sumó 30:42 en pista, la segunda parte casi entera.

Precisamente Llull tuvo la última bola en sus manos. Optó por la penetración y el pase a Reyes bajo el aro. Parecía una buena elección pero la defensa bética estuvo rapidísima y taponó el intento final. Alegría desatada. La primera victoria en casa en dos meses, la primera ante el Real después de 16 derrotas consecutivas. La primera con los nuevos colores.

La máxima se repite cada semana, en España y en Europa. Visita del Madrid, lleno seguro. Y Sevilla no fue la excepción. San Pablo recibió a los blancos con todo el papel vendido y récord de recaudación. El premio para los aficionados fue un partido alegre y ofensivo con su equipo (algunos todavía lo llaman el Caja) metidísimo. No dejaron de creer hasta tumbar al líder. Y lo hicieron pese al demarraje inicial de Llull, que puso todo su genio sobre el parqué. Trece tantos de salida y 18 en 13 minutos. El Real disponía además por entonces de siete lanzamientos más por su rebote de ataque y por sus pocas pérdidas.

Pero el Betis estaba ahí: primero dos tiros libres in extremis de Nachbar para cerrar el primer cuarto. Y luego un triple errado de Llull y la respuesta rápida de Radicevic, con Rudy rozando el tapón sobre la bocina del segundo, multiplicaron su fe y sus opciones. De ahí al final no perdería ni lo uno ni lo otro. Rudy amenazó con romper el equilibrio con diez tantos casi seguidos (60-69) y... el Betis no le dejó. Mahalbasic era imparable al poste (6 de 7 y 4 de 4 desde la personal) y Lockett y Radicevic apilaban fuerzas, aunque fue la alternancia defensiva la que confundió al Madrid. Fiesta grande en Sevilla para dar un empujoncito al baloncesto. A los de Laso les toca viaje inmediato a Estambul, el tercero del mes, donde este jueves espera ya el Efes.