Power ranking NFL

Power ranking NFL semana 16 (2): Los Cowboys vuelven al #1

Tenemos a diez de los doce equipos que disputarán los playoffs ya asegurados y a los dos primeros de la lista como grandes favoritos.

Power ranking NFL semana 16 (2): Los Cowboys vuelven al #1
Kevin Jairaj USA Today Sports

EQUIPOS DEL #1 AL #16

(Mariano #16, Pepe #17, Michel #16, León #17) Poco más o menos lo mismo que he dicho de los Bucs se podría decir de los Titans. Con el añadido de que este de Tennessee es un equipo construido de manera menos explosiva, basado en un juego de carrera poderoso y en unos esquemas que, desde lejos, parecen menos dependientes de la inspiración. La lesión de Mariota es una preocupación evidente de cara al año que viene: que se recupere del todo, sin ninguna prisa.

(Mariano #21, Pepe #20, Michel #18, León #19) Dice Chuck Pagano que asume la responsabilidad de una temporada inaceptable. Está bien dicho, porque es el jefe supremo en el campo y no hay excusas para que esta franquicia siga en el lamentable estado de mediocridad en el que se encuentra cuando tiene a Andrew Luck de QB. Pero que Ryan Grigson, el general manager, no se vaya de rositas, que le está costando un imperio formar una defensa que no de vergüenza ajena.

(Mariano #18, Pepe #18, Michel #21, León #22) Los Saints están más cerca de lo que parece de volver a ser relevantes. Los rookies de esta temporada, Sheldon Rankins y Michael Thomas, dan esperanza de un futuro prometedor a corto plazo. La defensa es digna. El ataque, mientras esté Drew Brees, será capaz de ganar cualquier partido que sea un duelo de pistoleros.

(Mariano #20, Pepe #21, Michel #20, León #20) Adiós Rex Ryan, adiós. La etapa de estos Bills se cierra en falso con el mismo resultado de los últimos diecisiete años: en cuanto llega enero, a pensar en el Draft, en la agencia libre y en un nuevo proyecto ilusionante, fantástico, ahora sí que sí, etc. Ya no me creo nada. De nadie.

(Mariano #19, Pepe #19, Michel #22, León #21) Tras decir Carson Palmer que quiere volver la temporada que viene, y dividirse los fans de los Cardinals entre los llorosos y los suicidas, el siguiente punto de dolor es la ambigüedad de Larry Fitzgerald sobre su futuro, que no sabe si va a jugar el año que viene y que, sí lo hace, no sabe si lo hará con los Cardinals. Uy. Confieso que me gustaría verle un año más y, por supuesto, que me gustaría que fuese en Arizona. Hay leyendas que merecen jugar toda su carrera en el mismo equipo.

(Mariano #24, Pepe #24, Michel #19, León #18) Ahora resulta que la secundaria se toma a Mike Zimmer por el pito del sereno y hace lo que le da la gana en el primer drive del partido contra los Packers. Y salen unos y dicen que no. Y salen otros y dicen que medio, medio. Y los de más allá que se les ha malinterpretado. Que se acabe ya 2016, deben pensar en Minnesota, porque es difícil tener tantas desgracias en una misma temporada.

(Mariano #23, Pepe #22, Michel #23, León #23) Desde el año 2003 no sucedía que los dos participantes en la Super Bowl se quedasen fuera de playoffs al año siguiente. Bueno, pues este año tendremos tan extraño fenómeno en la liga gracias, en el 50% que le toca, a unos Carolina Panthers que habrán de pensar qué quieren ser de mayores.

(Mariano #25, Pepe #23, Michel #24, León #24) Todo apunta a que Marcin Lewis se retirará el lunes que viene. O que le retirarán. No está claro. La vacante de los Bengals va a ser una de las más golosas de la liga. Tienen QB, tienen receptor estrella, tienen TE, tienen juego de carrera… hay que arreglar una defensa que envejece a ojos vista, ya lo sé, pero es un caramelo en la puerta de un colegio esto.

(Mariano #22, Pepe #25, Michel #26, León #25) Seguro que la victoria ante los Giants ha puesto una sonrisa en la afición de Philadelphia, siempre tan amiga de fastidiar al prójimo si es que el prójimo es de la NFC Este.

(Mariano #26, Pepe #26, Michel #25, León #26) Los Chargers corren el peligro de dejar de ser los Chargers. No sólo me refiero a irse de San Diego para, de momento, recalar en Los Angeles, sino que se especula con que cambien de colores, de nombre, de historia. Es mucho cambio como para que sobreviva McCoy ¿verdad?

(Mariano #28, Pepe #27, Michel #29, León #27) Matt Barkley había jugado lo suficientemente bien, y alocado, en los últimos tiempos como para que en Chicago comenzase el runrún de que quizás era buena idea confiar en él para el futuro. Tras nueve pérdidas de balón en dos partidos esa peregrina idea ha pasado a mejor vida. Lo que es probable es que el jugador haya conseguido, en esta escapada kamikaze, el asegurarse un puesto en esos nombres de QB suplentes que se pasan años en la liga, de equipo en equipo, y muy bien pagados.

(Mariano #30, Pepe #29, Michel #27, León #28) Se acaba la temporada y Todd Bowles sigue empeñado en que no veamos jugar a Christian Hackenberg. Que no digo yo que no esté verde como un brócoli, vale, pero te dejas toda una segunda ronda del Draft en él y acaba el año, en el que ya te has dejado hasta la honra (y hace tiempo, además), y ni así le pones. Mira, pues no lo entiendo.

(Mariano #29, Pepe #28, Michel #28, León #30) Es intrigante todo lo que sale de la búsqueda de entrenador de los Rams. La cosa más extraña que he oído es que Kroenke va a tirar la casa por la ventana, como intentó hacer el año pasado York de los 49ers, para conseguir a Sean Payton. No sé si es en serio, no sé qué significa la casa por la ventana, no sé si New Orleans negociará como sí hizo el año pasado (y acabó extendiendo el contrato del entrenador), pero sería una situación muy interesante de ver.

(Mariano #27, Pepe #30, Michel #30, León #29) Es irse Gus Bradley y, milagrosamente, este equipo jugar un partido digno que acaba en victoria. Será la suerte ¿no? Esta misma semana se entrevistan con Tom Coughlin ¿interés real o cortina de humo? Vamos a tardar muy poquito tiempo en saberlo.

(Mariano #31, Pepe #31, Michel #31, León #31) La victoria de la semana pasada les evita el tener que elegir en el número uno del Draft. Yo no estaría muy tranquilo de ser Chip Kelly, pero más intranquilo estaría si fuese seguidor de este equipo y veo que Chip Kelly está tranquilo en su puesto. El experimento Kelly no ha funcionado en la NFL, y es hora de aceptarlo.

(Mariano #32, Pepe #32, Michel #32, León #32) Me produce una enorme tristeza que dos tipos que admiro tanto como Hue Jackson y Joe Thomas, el segundo una leyenda de este deporte, lloren y se emocionen por ganar un partido, un solo partido, en todo el año. Me da lástima y, sin embargo, lo entiendo. Perder es un asesino y ganar, aunque sólo sea una vez, un puñetero alivio.