Chivas

Alan Pulido pretende desquitar lo que costó en Chivas

El delantero del Rebaño afronta su segunda temporada en el equipo con una meta individual: salir campeón de goleo con la camiseta rojiblanca.

Alan Pulido pretende desquitar lo que costó en Chivas
CRISTIAN DE MARCHENA MEXPSORT

El tema no le causa incomodidad. Lo afronta sin problema cuando es cuestionado. Alan Pulido es el futbolista más caro en la historia del Guadalajara. Por él, se pagaron 15 millones de dólares para que llegara como refuerzo a mitad del Apertura 2016. Ahora, con una pretemporada completa y mayor adaptación al club, quiere desquitar el dinero que el Rebaño Sagrado ha invertido.

“Desde que llegué aquí sabía la responsabilidad, sobre todo por la posición en que juego. Omar Bravo es histórico para Chivas, un gran jugador, todo lo que mostró en el club es algo muy positivo y es un reto cargar esa responsabilidad de portar el número 9, sabiendo lo que representa. Llegué a mitad de torneo y dentro de las expectativas hice las cosas bien, marqué goles importantes en momentos clave y eso me motiva a querer más. Llegué a un equipo donde sé que hay una responsabilidad grande, más por todo lo que invirtieron por mí y todo lo que generó mi llegada”, explica.

Entiende que a un centro delantero de 15 millones de dólares lo que se le exige son anotaciones. “Lo que pueden esperar de mí es toda intensidad, quisiera en cada partido marcar goles que den triunfos, pero si está un compañero mejor posicionado, se la voy a dar para que marque, porque esto es de conjunto. El torneo pasado no fue el máximo nivel que puedo dar, debo retomarlo, voy por buen camino, hice una buena pretemporada y ahora esperar el primer partido. Sí cargo con la responsabilidad de los goles y estoy preparado para eso”, afirma el atacante.

Enseguida, minimiza el gran gasto que ha hecho el Guadalajara al afirmar que eso no le exide de más. “No, la verdad que para mí no es presión, eso lo dejo atrás. Por ejemplo, esas cantidades la verdad no son nada comparado con lo que se paga en Europa. Asumí esa responsabilidad, sabía lo que invirtieron por mí, en ese momento me sentí un jugador valorado, querido por la afición desde que llegué y la presión es con mis compañeros. Debo ser un referente para ellos, mostrar mi experiencia y habilidades para ellos. La prensa siempre hablará, pero mi deseo es siempre mostrar el nivel que me llevó a Europa, a Selección y a un Mundial, retomarlo para mis compañeros, esa es la presión que yo tengo, no tanto hacia afuera”, detalla.

Reconoce también que el alto costo no le garantiza un puesto. “El futbol ha cambiado mucho, antes tenías un nombre y jugabas aunque no anduvieras al 100 por ciento, pero el deporte ha evolucionado y el que no corre, no juega. El que no muestre actitud, ganas de sobresalir, se va quedando y más en un equipo como este. Matías todo eso lo ve hasta en los entrenamientos, eso hace que nadie se relaje, así haya costado millones o haya costado 10 pesos”, admite el delantero surgido de Tigres.

Y ya confiado por el trabajo que ha realizado en la pretemporada, para corresponder al elevado costo de su llegada, se traza una meta: el título de goleo. “Eso es algo que también me propongo. El torneo pasado llegué a al mitad y era difícil, pero ahora que empiezo desde el principio con mis compañeros, es algo que me propongo. Sería una gran motivación por todo lo que representa el equipo donde estoy, pero eso viene de la mano cuando el equipo hace las cosas bien. Lo que me enfoco es que el equipo vaya de la mejor manera, dar mi máximo esfuerzo para los compañeros y después si me toca ser el goleador, mucho mejor, pero lo primordial es el equipo”, concluye Alan Pulido.