PELICANS 110 - THUNDER 121

Westbrook (42+10+7) encuentra un socio en Abrines: 18 y 5 triples

El ex del Barcelona aprovechó los minutos para cumplir a la perfección con su rol de tirador en otra gran noche del base. Álex rompió el partido en el último cuarto.

Madrid
0
Álex Abrines vivió en New Orleans su mejor noche en la NBA.
OKLAHOMA CITY THUNDER

Los Thunder regresaron a la senda del triunfo en New Orleans con otra gran actuación de Russell Westbrook. El base volvió a hacer un poco de todo al firmar 42 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias en menos de 34 puntos. Firmó su segundo partido consecutivo de al menos 40 tantos, algo que esta temporada sólo había hecho Anthony Davis, precisamente su rival esta madrugada. Como también es habitual, 'La Ceja' volvió a ser el mejor de los Pelicans con 34 tantos, 15 rebotes y dos tapones. Su noveno 30+15 en lo que llevamos de curso. El resto de jugadores de la Liga acumulan ocho. Pero regresando a OKC, hay que destacar la gran actuación de su banquillo (52 puntos). Fue la segunda unidad la verdadera artífice del triunfo de los de Billy Donovan. Precisamente desde el banco partió un Álex Abrines que completó su mejor actuación en la NBA. El escolta/alero balear sumó 18 puntos con un 5/11 en triples en casi 30 minutos. Todas ellas, plusmarcas personales en la Liga. Correcto atrás y desatacando el ataque con su tiro exterior. Cumpliendo a la perfección con su rol.   

Como decimos, Abrines vino a Oklahoma para hacer lo que hizo esta madrugada. Para labrarse un nombre en la mejor Liga del planeta, primero debe demostrar que sabe desempeñar a la perfección el papel de simple tirador que desatasca partidos. Trabajo que se vio recompensado no sólo con su mejor noche numérica, sino siendo el encargado de romper el duelo en el último cuarto. Un triple de Tyreke Evans, aún con los minutos muy restingido, apretó el marcador hasta el 87-89. En ese momento, el capitán Abrines tomó las riendas para en cosa de 186 segundos (3:06 minutos) encabezar con 12 puntos (tres triples y un 2+1) un parcial de 2-16 que decidía la contienda. Aunque en todo momento dio la sensación que Westbrook podría acabar por sí solo con los Pelicans, cuando regresó a cancha a 7:20 para la conclusión los truenos mandando por 13 (92-105). "El niño salió y cambió el partido. Marcó la diferencia", le alabó Alvin Gentry, técnico rival.

"Fue excelente saltar a la cancha en el último periodo y ver todo bajo control", admitió un Westbrook que se fabricó más de la mitad de sus puntos (23 de 42) sin dar un solo pase en la posesión. Lo que no habla muy bien de la defensa de los pelícanos, ni tampoco deja del todo bien parados a sus compañeros. No obstante, el 14+14 del turco Kanter y los 18 tantos de Abrines son notas muy positivas. En lo que respecta al ex del Barça, aunque pronto para confirmarlo, puede que estemos asistiendo al inicio de su explosión NBA. En la anterior derrota ante los Hawks ya dejó caer de lo que es capaz de hacer con algo más de minutos. "El de hoy fue uno de esos días en los que uno siente que entra casi todo. Cuando uno tiene la muñeca caliente, simplemente sabes que vas a convertir tus tiros. Westbrook y Andre (Roberson) les obligaron a cerrarse mucho, dejando espacios por fuera. Uno trabaja para esto y hoy aproveché la oportunidad", destacó el socio de Westbrook en Louisiana. Conviene ser cautos, la segunda unidad de los Pelicans no es ni de lejos de las mejores de la Liga, pero Abrines ya sabe el camino a seguir para demostrar que merece un hueco en la NBA.