NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

El TAS alivia al Madrid y enfada al Barça

MéxicoActualizado a

El TAS modera la sanción al Madrid por el fichaje de menores y lo deja en una sola ventana, la inmediata, del mes de enero. En fin, que contra lo que ha venido defendiendo el club, hay materia sancionable, sólo que el castigo se reduce a la mitad. Bartomeu se ha apresurado a quejarse de distinto trato para el mismo hecho. Mismo hecho, sí, pero ¿mismo grado? Una multa por exceso de velocidad no es la misma si el exceso no es el mismo. Nos falta saber en detalle cuáles y cuántos fueron los casos de uno y otro. Sólo así podríamos comparar y decidir si el TAS ha establecido un doble rasero, ya que los abogados eran los mismos.

El oscurantismo de la FIFA viene justificado por la obligación de proteger la intimidad de menores. Por lo mismo no lo ha detallado el Madrid, aunque sí sacó ante las cámaras a los hijos de Zidane, que eran parte del problema porque estaban inscritos con el apellido de la madre, en un intento, ahí roto, de protegerlos de la curiosidad pública. En todo caso, el Barça fue advertido y no rectificó, cosa que el Madrid sí. Ahí puede estar la diferencia. Parece que Madrid y Barça están llamados a enfrentarse en todo, sea Hacienda, Balón de Oro o TAS, de manera que nos encontramos ante un encuentro interminable, con episodios sucesivos.

Para el Madrid la resolución es un alivio, no había ninguna necesidad de cubrir en esta ventana y los traspasos están autorizados, de modo que si James, que tiene novias, se empeña, se le podrá vender. Y con la decisión del TAS se abre el panorama de un verano en el que acudir al mercado con normalidad, si le interesa un Aubameyang, un Nzonzi, un Vitolo o lo que fuere. Para el Barça es una contrariedad, porque todo lo que le vaya bien al Madrid le perjudica a él, de ahí la queja, que emparenta con una tradición de victimismo que el Barça está empezando a resucitar, después de varios años en que la abandonó.