PREMIER LEAGUE

Las confesiones de Karanka: la Premier, Mourinho, su futuro...

El entrenador del Middlesbrough hace un repaso a su carrera como entrenador y habla de los técnicos que ha tenido en su época como futbolista y entrenador.

Karanka de traje durante un partido del Middlesbrough.
REUTERS

El entrenador del Middlesbrough, el español Aitor Karanka, que llegó hace tres años al fútbol inglés, destacó la influencia que en su carrera como técnico ejercen hombres como el alemán
Jupp Heynckes, Vicente Del Bosque y el portugués Jose Mourinho, a los que elogió por sus diferentes cualidades.

Karanka, que tomó las riendas del "Boro" en la Championship (segunda división inglesa), a punto de descender a la League One (tercera) y le ha llevado a la Premier, ensalzó especialmente, en una entrevista publicada por la revista "Fútbol Táctico", a Heynckes, con el que coincidió en su etapa de jugador tanto en el Athletic como en el Real Madrid.

"Cuando Jupp Heynckes llegó al Athletic de Bilbao lo cambió todo. La metodología, el estilo de juego, la organización. Luego también lo llevó a su etapa en el Real Madrid. Yo tuve la oportunidad de coincidir con él hasta en tres etapas diferentes. Es un entrenador 'top' y tengo
una relación muy especial con él", dijo Karanka, que también destacó la influencia de Del Bosque y Mourinho.

"A Vicente del Bosque lo tuve en el Real Madrid y aprendí cómo saber manejar equipos y grupos en momentos complicados. Y los tres años con José Mourinho me gustaba su forma de entrenar, de preparar los partidos, las herramientas que utilizaba para diseñarlos y la forma de trabajar con el futbolista. Me hubiera gustado mucho haberle tenido en mi etapa de jugador", añadió Karanka.

Karanka impulsó su formación como ayudante de Mourinho en el Real Madrid. Después, asumió la responsabilidad como cabeza visible del cuerpo técnico del Middlesbrough, que en la pasada temporada logró el ascenso a la Premier.

"Ahora mismo no me planteo entrenar en España y ni en ningún otro sitio. Estoy disfrutando mucho aquí con mi trabajo y cada vez lo hago más. En alguna entrevista lo he dicho, mi objetivo es trabajar día a día", subrayó el técnico vasco del Boro.

La permanencia es la meta del Middlesbrough en su primer año de retorno en la Premier. "Un equipo donde el objetivo es la salvación. El fútbol tiene poca memoria. Hace tres años estábamos cerca de ir a la League One y ahora hemos conseguido instalarnos en la Premier".

"Si tuviera que encontrar una palabra para definir la Premier sería apasionante. Quitando dos o tres jugadores aquí están los mejores del mundo. Sin duda creo que es la liga del momento", subrayó Karanka.

El entrenador vasco elogió el sistema, la pasión y el ritmo del fútbol inglés, que compara con el que se disfruta en la competición española. "Muchas veces el ritmo del partido lo marca lo que se vive en las gradas. En España todo es más tranquilo, pero aquí la gente aprieta más y los
equipos entran en esa dinámica, de manera inconsciente, de querer marcar un gol, seguir el ritmo que marca la pasión por el fútbol que se vive aquí", apuntó el entrenador del Middlesbrough, para el que una de sus grandes preocupaciones es ser "honesto" con la plantilla.

"Para mí es fundamental ser honestos con los jugadores. Cuando empecé a entrenar, incluso antes, lo que más preocupaba era el trato con los jugadores, no me veía capaz de hacer cosas que los entrenadores habían hecho conmigo. Y eso cuesta asimilarlo. Pero cuando trabajas con José (Mourinho) y ves cómo es honesto con los jugadores en su forma de tratarlos, aprendes muchísimo. Ellos deben saber para qué trabajan y que todo lo que se hace es por el bien del equipo. Y si hay alguno que no le gusta se lo vas a decir porque al final lo que se busca es el bien para todos", indicó Karanka.

Aitor Karanka considera que una de las misiones del entrenador es sacar el máximo rendimiento y mejorar individualmente el plantel.

"Siempre he creído que una de las virtudes que debe tener un técnico es la de mejorar a los jugadores de que dispone. En mi etapa de jugador, todos los entrenadores que tuve me enseñaron algo, unos mucho y otros menos, pero lo que sí le puedo asegurar es que todos me hicieron crecer como futbolista y persona. Una nuestra de esa mejora ocurrió en la primera
temporada cuando pasamos de coquetear con el descenso a pelear por entrar en los 'play-off' de ascenso a Premier League. Es indudable que, si tú no trabajas en la mejora del jugador a nivel individual, difícilmente conseguirás que el funcionamiento colectivo sea el idóneo", subrayó el técnico.

Para Karanka, además, "lo que es evidente es que todos tienen que saber hacer algo. En un momento dado todos van a tener que tomar decisiones".

"No todos tienen la misma calidad que otros, unos eligen mejor que otros y otros ejecutan mejor. En nuestra idea de juego nada está prohibido y todo está permitido, siempre respetando las normas de seguridad del equipo. Aunque a veces los errores surgen y es donde tú debes tener
preparado a tu equipo para que ese factor sorpresa no te castigue, es el tiempo el factor más importante en el fútbol de hoy en día, las transiciones. Me gusta tener el balón y tener automatismos para derribar al oponente, pero cuando el rival es superior creo que debemos saber jugar sin él", reveló el preparador del Middlesbrough.

Karanka considera que "el entrenador poco puede cambiar en la dirección del partido en su transcurso, solo modificaciones muy puntales".

"Como no hayas trabajado durante la semana, olvídate que no vas a conseguir milagros por muchas indicaciones y gritos que des durante el juego. Me gusta observar y anotar, luego comento con mis ayudantes y en el descanso tomo las decisiones que creo más convenientes para corregir lo que estamos haciendo mal o reforzar lo que hacemos bien. Como es un
juego, a veces acierto y otras no. El jugador siempre nos está observando y no debemos olvidar que casi siempre el equipo refleja el carácter de su entrenador", explicó.

El entrenador español considera que "el entrenador se ha convertido en un gestor de recursos humanos, y eso obliga a estar en continua formación", señaló.

Entre las anécdotas que recuerda en sus inicios en el fútbol inglés, Aitor Karanka destaca la siguiente: "Me río recordando la anécdota en los primeros partidos cuando les señalaba 'wait' (esperar) y ellos entendían 'white' (blanco). Pero era un paso importante que les hablara en inglés".