F1 | LA INTRAHISTORIA

Martini exige a Williams un piloto que 'venda' su bebida

El patrocinador principal no da el OK a la salida de Bottas si el sustituto es el joven Wehrlein. Button es el ideal para la firma italiana.

Martini exige a Williams un piloto que 'venda' su bebida

'Cómo vamos a tener dos pilotos que tendrían problemas para tomarse un Martini en países clave de nuestro mercado'. Esta frase es de un gerifalte de la empresa que en 1863 crearon Alessandro Martini y Luigi Rossi. El principal patrocinador de Williams, que aporta 11,25 millones de euros por temporada, desea que los resultados acompañen, pero su principal motivación es el 'branding' (proceso y estrategia de construcción de marca), y su difusión alrededor del mundo.

La F-1 es 'premium' y regresar buscaba potenciar el valor elitista del vermouth más famoso del mundo en un momento en el que libra una dura batalla con Aperol en la hora del aperitivo de muchos países. Bottas y Massa han sido la pareja de pilotos desde la llegada de Martini en 2014. Dos pilotos que cumplían a la perfección el target del consumidor de la bebida preferida de James Bond: varón, 35-45 años, clase media-alta, y aficionados a los vehículos de motor.

La retirada del brasileño ha sido cubierta con Lance Stroll, piloto con talento... y una aportación económica muy suculenta. Martini aceptó de buen grado al canadiense, hijo del dueño de los derechos en Norteamérica de firmas como Ralph Lauren, Pierre Cardin o Tommy Hilfiger. Perfecta consonancia con el consumidor habitual de la bebida espirituosa italiana.

Sin embargo, la retirada de Rosberg ha dejado vacante su monoplaza y tras negociar con varios pilotos, Bottas está en la pole para suplir al campeón del mundo. Algo que ha enfadado a Martini que está intentando que la operación no se cierre... o que el nuevo piloto cumpla con sus pretensiones. La empresa transalpina ha vetado a Pascal Werhlein bajo la premisa de renegociar o incluso finiquitar el acuerdo. 

¿Cuál es la solución? Jenson Button. El británico es la imagen ideal que desean en Martini... y en Williams ya que también cuenta con la experiencia que será fundamental en el desarrollo del monoplaza con la nueva reglamentación. ‘Volere é potere' (querer es poder), se puede leer en la entrada de Casa Martini en Pessione.