FÓRMULA 1

Sainz: "El ascenso de Verstappen fue difícil para Kvyat, y para mí..."

Kvyat fue el gran perjudicado por el cambio de cromos de Red Bull, pero Carlos recuerda que él también tuvo que reaccionar a ello. Y lo hizo.

Carlos Sainz subido en su Toro Rosso.
Peter Fox AFP

Varios son los momentos destacados de la temporada 2016, pero uno de los más importantes llegó en Barcelona. Allí se hizo efectivo un traspaso que cambiaría por completo el status quo de las luchas por el podio: el de Verstappen de Toro Rosso a Red Bull. La irrupción de Max en las altas esferas multiplicó el espectáculo y también las preocupaciones… A Kvyat le costó mucho volver a recuperar la confianza y ser el mismo que empezó el año. Fue el gran perjudicado, pero no el único. El que se quedó sin salir de Faenza, Carlos Sainz, también lo sufrió.

En las 23 carreras que llevaban juntos habían disputado una ajustada lucha, por eso, el español tenía que dar un golpe en la mesa y demostrar a Marko que él también habría sido valedor de ascender al primer equipo: "Traté de mostrar mucha fuerza, fue un momento difícil porque no te gusta que nadie te pase por alto. La gente habló de lo difícil que fue para Kyvat, pero pensó que era fácil para mí. No tuvieron en cuenta que también fue un momento difícil para mí, que tuve que reaccionar y que llamar la atención de Red Bull de repente".

"Me dije, 'voy a demostrar que se equivocan', y después de eso hice mis mejores tres carreras y firmé un contrato de inmediato en Bakú. Así que fue un gran punto de inflexión y una buena reacción a una situación muy difícil. Habría sido muy complicado para mí no hacer un trabajo tan bueno contra Kyvat. Podría haber puesto mi carrera de F1 en una situación complicada, por lo que estaba bajo mucha presión y rendí a mi mejor nivel", recuerda con orgullo Sainz en declaraciones recogidas por 'Autosport'. Reaccionó como se esperaba.

Especialmente delicada fue la primera vez en la que se enfrentó a esa situación. En Montmeló ganó Max, pero Carlos quedó sexto, su mejor resultado en 2017 que solo volvió a repetir en Austin: "Recuerdo cuando pasó esto, iba a Barcelona, era mi carrera en casa. Había presión por el cambio de compañero de equipo y fue casi obligatorio para mí estar adelante. Estuve bajo mucha presión, pero de repente todo fue perfecto desde entonces en la temporada, así que fue un buen momento y algo de lo que estoy muy orgulloso". Es para estarlo.