Fútbol Internacional

América de Cali regresa a la Primera División

Los 'escarlatas' se impusieron 3-1 a Tigres en el juego de vuelta de la gran final, en el Pascual, y se coronaron campeones del Ascenso. 5-1 fue el global.

América de Cali regresa a la Primera División

Ahora sí hizo presencia la barra popular, trepidante, con sus banderas. Fue la celebración del regreso del América a la A, la despedida de los lastrados 5 años en la B, la fiesta en Pascual, ataviado de rojo para un juego sin más trascendencia que la de lograr un título que no conduce a nada, sin sumas ni restas.

Las dos instituciones, América y Tigres, estarán el próximo año en la primera categoría del balompié nacional, pero antes, los rojos dieron un recital.

América saltó al césped con dos goles de ventaja. La diferencia la hizo en la ida en Bogotá, y Tigres llegó a luchar, a impedir que los rojos convirtieran el juego en una noche spa. Ante la instrascendencia del compromiso, los de Hernán Torres decidieron asumirlo como una final, con intensidad, con Martínez Borja como abanderado de la última batalla.

Animoso el chocoano, avisó con un zurdazo al primer palo, que fue desviado por el arquero Giraldo. Poco después, puso el turbo por la izquierda, empujó a los rojos y tiró contra las cuerdas a los de la visita. Lucumí complementó el esfuerzo hasta que el balón le llegó a Brayan Angulo, quien giró su cuerpo y cruzó el disparó (24').

El gol fue con la fuerza de todos los americanos, los que estaban en el campo, los presentes en las tribunas y los que lo siguieron por televisión e Internet. El gol que le brindaba al América la opción de hamacarse y dejar que el cronómetro corriera hasta que el árbitro indicara el fin del juego que los entronizaba como campeones de la B. Sin embargo, Hernán Torres pidió más, golpear con saña. Sus dirigidos acataron, Borja tras un saque de banda le vio las legañas a los defensores de Tigres, hizo una diagonal interna y luego con la zurda puso el balón en la base del palo derecho del golero de la visita (45').

La segunda mitad fue un contagio de alegría, un recital. La hinchada coreó los motes y apellidos de los protagonistas, también el "¡ole, ole!" El coro también entonó a los 'escarlatas' en la cancha. Borja sintonizó con Brayan Angulo, quien castigó fuerte y metió el balón por el palo del arquero (52'). Luego, la oportunidad para Jonathan Álvarez, William Arboleda y David Ferreira de entrar en calor, y la ovación para Angulo, Lucumí y 'Tecla' Farías, quienes abandonaron el campo.

Ni el gol del descuento de Jhonny Rivera (71') disminuyó los decibeles de los aficionados ni el entusiasmo de los jugadores. Los de Bodmer, pese a sus limitaciones, se esforzaron por demostrar honradez y una pócima de técnica colectiva, hasta que volvió a sonar la pirotecnia y el árbitro hizo sonar las tres notas finales. América se despidió de la B.