Eli Pinedo

Aún me siento una Guerrera

Todavía me siento parte de este equipo, una Guerrera más, aunque mi despedida del balonmano tras los Juegos Olímpicos fue muy meditada. Y como voy a estar en Teledeporte comentado sus partidos, pues voy a mantener el cordón umbilical con este grupo, del que me siento orgullosa. Creo en ellas, y me gusta su composición. Y, sinceramente, estoy convencida de que pueden conseguir algo muy importante en Suecia. El bloque, el colectivo de España, siempre ha sido lo básico, y si sabemos cómo luchar, no es exagerado pensar en alcanzar el podio.

Para mí, tras haber estado con ellas, tengo claro que el estilo es irrenunciable para contar con opciones de llegar lejos en este Campeonato de Europa. Es decir, necesitamos mantener la velocidad en nuestra circulación en ataque, mover el balón con rapidez y alargar la cancha para abrir huecos en las defensas rivales. Y, por lo que respecta a la nuestra, mantener la concentración de los últimos años, mostrarnos sólidas a partir de esa parte del sistema. Es determinante que estemos intensas y que no regalemos nada. Tampoco descubro nada, porque es nuestra seña de identidad. Y aunque me haya retirado tras los Juegos de Río de Janeiro, les he visto competir y siguen igual.

Para nosotras es muy importante el concurso de Marta Mangué, por todo lo que representa, por su carisma, por su calidad, porque es referente y porque es nuestra capitana con jerarquía sobre el resto. Pero no se trata de la única que tira del carro, ya que resulta impensable una España sin la contribución de Silvia Navarro, o sin la calidad individual de Macarena Aguilar, de Nerea Pena o de Carmen Martín. Tenemos una gran Selección, un grupo entusiasta al que están llegando jugadoras jóvenes que asumen el valor que tienen las Guerreras, y se mantiene en el tiempo ese espíritu. Me gustan el equipo y la labor de Jorge Dueñas. Y espero un gran torneo.

Eli Pinedo, exinternacional, comentarista y en la moda con su firma London 717.