New Engalnd Patriots

Gronkowski podría perderse lo que queda de temporada

El tight end de los New England Patriots será operado mañana viernes de una hernia de disco que le mantendrán de baja al menos 6 u 8 semanas.

Gronkowski podría perderse lo que queda de temporada
AL BELLO AFP

La maldición del Madden ataca de nuevo. Rob Gronkowski, portada del famoso video juego para 2017, lleva una temporada complicada en la que no ha podido jugar al ciento por ciento acosado por las lesiones. Sin embargo, en el partido contra los Jets sufrió una lesión de espalda que ha sido la puntilla. Como consecuencia del golpe, este viernes será operado de una hernia de disco y, según ha trascendido, la recuperación podría alargarse al menos entre 6 y 8 semanas, lo que le alejaría de los terrenos de juego hasta la ronda divisional con mucha suerte.

Pese a que en los primeros análisis pareció que la lesión no era grave, posteriormente se confirmó que sí sería necesaria cirugía. Esta no será su primera operación en la espalda. El jugador ya pasó por el quirófano para reparar lesiones de espalda en su etapa universitaria y en 2013.

Esta baja parece un golpe terrible para las aspiraciones de New England. Sin embargo, si miramos los números, los Patriots ya han sabido sobreponerse a lesiones de Gronkowski en el pasado. El mejor tight end de la NFL se ha perdido con los Patriots 21 partidos por lesión, incluidos playoffs, y su récord sin él ha sido 15-6, incluido un récord 3-0 este año. Sin embargo, siempre se ha señalado su lesión ante Houston en la wild card de 2012 como clave para la derrota en ronda divisional contra Baltimore, y su ausencia en 2013 como decisiva para que Denver se impusiera en la final de conferencia.

Ahora más que nunca el fichaje de Martellus Bennet se convierte en decisivo para que los Patriots consigan mantener la potencia ofensiva que necesitarán para ser competitivos en lo que resta de temporada y en enero.

El Madden no perdona.