Tragedia Chapecoense

Tressor Moreno: "Ananías siempre estaba ahí picando el gol"

El colombiano que militó en el Necaxa, Veracruz y San Luis en el fútbol mexicano, tuvo la oportunidad de actuar al lado del artillero del Chapecoense, Ananías, en el Club Bahía.

Ananías, compañero de Tressor Moreno en el 2011.

AS Colombia dialogó con Malher Tressor Moreno, jugador que tuvo la oportunidad de ser compañero en el 2011 en el Club Bahía, de Ananías, delantero con la camiseta No.11 del Club Chapecoense y recientemente fallecido en el accidente aéreo en Antioquia cuando llegaban a disputar el partido de ida por la final de la Copa Suramericana.

Opinión de la tragedia

“Lo que uno pueda llegar a opinar no tiene el valor que ha generado esta gran pérdida para las familias y después para la del fútbol mundial”.

Jugo en Brasil con Ananías

“Tuvimos la oportunidad de jugar juntos en Bahía en 2011, donde tuve la posibilidad de disfrutar de su fútbol, de su personalidad, de su carisma y obviamente del cariño tan grande que le tiene la hinchada de Bahía”.

La personalidad de Ananías

“Era una persona tranquila, por suerte uno siempre que tiene la posibilidad de estar en algún equipo en Brasil percibe mucha alegría. Siempre la gente es colaboradora, y más con las personas que llegan de otros lugares. Él era de familia, bromeaba con nosotros, y por suerte teníamos una buena amistad todos entonces hacia que el grupo fuera muy divertido, y él entre todas sus cosas era muy extrovertido”.

Buenos lasos de amistad

“En el club no me tocó concentrar con él, porque casi siempre los compañeros eran fijos, pero eran muchas las burlas que hacíamos. Éramos un grupo de jóvenes bien alegres, donde todo el mundo sabe que los brasileños al igual que nosotros son muy folclóricos, nos gusta mucho estar con el tema de la música y disfrutar cada entrenamiento y cada momento al máximo”.

Era un buen jugador

“Era un jugador rápido, con buena visión de juego, con gol, tenía buen olfato, y técnicamente bien dotado. Le ayudaba el hecho de no ser tan alto para el tema de la velocidad, un jugador que siempre estaba ahí picando las redes contrarias, donde pudo hacer varios goles, el más reciente fue el que le hizo a San Lorenzo faltando pocos minutos para acabar el partido en la Copa Sudamericana”.

También perdió a un compañero de Alianza

“Me toco en 1999 con Sandro Bailón compartir todo el año en Alianza Lima, y un accidente automovilístico un 24 o 31 de diciembre, no me acuerdo bien, hace 17 años, le quito la vida a él y a otra persona. Era uno de los jugadores emblema en ese momento de Perú. 

No ha tenido malas experiencias en vuelos

“Por fortuna son solo sustos los que uno pasa en los vuelos y por suerte mis compañeros no han tenido esa experiencia; es triste que en vísperas de una final sucediera esta catástrofe”.

No ha tenido contacto con la familia de Ananías

“Yo me vine hace un tiempo, y la verdad perdí comunicación con varios de los compañeros de allá por distintos motivos y por cambios que estaban haciendo entre ellos. No pudimos seguir teniendo la misma comunicación. Igual uno en estos momentos está rezando por todas las familias, para que Dios los tenga en su santa gloria”.