PSG

Emery desvela a quién quisieron fichar Madrid y Barça

En una entrevista en El País, Emery habla de la exigencia en el PSG y desvela los fichajes frustrados de Madrid y Barça, además de detalles polémicos del vestuario del Sevilla.

El entrenador español Unai Emery, en el entrenamiento en el Emirates Stadium previo al Arsenal-PSG de Champions League.
GLYN KIRK AFP

Real Madrid-Cultural Leonesa en directo

Unai Emery ha concedido una entrevista a El País en la que ha dejado muchos titulares sobre el PSG, Real Madrid, Barcelona, Guardiola, Luis Enrique, el Valencia...

La exigencia del PSG: "Ellos te hablan de que hay que ganar la Champions porque en Francia dan por hecho que tienes que ganar la Ligue 1. Yo insisto en la importancia y la dificultad que tiene la Liga local, porque, por ejemplo, el primer año con Ancelotti no la ganaron. ¡Ganó el Montpellier! Para hacernos fuertes hay que ganar la Liga francesa. Luego ellos pueden vender que quieren hacer algo grande en Champions. Quieren que el mundo reconozca al PSG como un equipo grande. Otra cosas son los plazos. ¿Cómo acortas esos plazos?".

El interés del Madrid y otros grandes en Verratti: "Es un joven muy impulsivo y es eso lo que le hace ser buen futbolista. Él te entrega el corazón. Contra el Rennes, en el minuto 85 estuvo a punto de meter su segundo gol en un pase de Di María al que no llegó. Se quedó tirado en el suelo y cuando el portero sacó rápido a banda, miró se levantó y fue corriendo otra vez a presionar.... (...). Vino del Pescara y está tan agradecido de que el PSG le trajera que no va a dejar tirado a este club porque un día venga el Madrid, el Barça o el Bayern. Junto con Marquinhos, él es el alma joven del PSG".

Marquinhos dijo "no" al Barça en verano: "Él es futbolista top y quiere perdurar como top. (...). De hecho, el Barcelona le quiso este verano. Pero él está agradecido de que el PSG le diera la oportunidad de jugar en un grande. La opción del Barcelona le pudo gustar pero él respeta lo que le ha dado el PSG para seguir aquí. También eso dice mucho de un jugador completo".

Cavani y el "¡Ole tus huevos!": "Una de las cosas que más me impactó cuando llegué es la primera vez que hablé con él por teléfono. Me dijo: “Yo amo el fútbol”. Cuando un futbolista te dice eso, como mínimo tienes que tenerle respeto. Hay pocos futbolistas que te digan que aman el fútbol. Cavani lo está demostrando. No me olvido de esa frase. Él estuvo a la sombra de un delantero como Ibrahimovic jugando en banda. Ahora tiene la oportunidad de jugar en punta. (...). Yo hablo mucho con él: él crea muchas ocasiones de gol, hace muchos goles, pero es que puede hacer más. Le digo: 'Edi… Todos decimos que tenemos que ser humildes pero cuando estás en un equipo como el PSG, a la humildad tienes que estar constantemente llamándola para que esté contigo. Edi, tú eres humilde, que no se te olvide, tienes que mejorar ciertas cosas ¡Ten la humildad de reconocer que puedes hacer más!”. La humildad es reconocer que puedes hacer más. Yo con él soy optimista. Para que él termine la temporada diciéndole: '¡Ole tus huevos!'”.

Recadito al Valencia: "El entrenador debe conseguir un equipo competitivo. Ascendí al Lorca y al Almería y con el Valencia nos clasificamos tres veces para la Champions. El Valencia no ha vuelto a hacerlo, pero entonces eso no tenía mérito. En mi último año en Valencia hice un libro: Mentalidad Ganadora. Fíjate si fui valiente. Todos mis detractores en Valencia decían: “¡Pero si no gana nada!”. Mentalidad ganadora no la tiene el que gana, sino el que siempre busca mejorar. Ahora quiero hacer un segundo libro que incida en lo que significa competir. Es lo que más aprendí en Sevilla".

La clave para entrenar y Tata Martino: "Es un proceso de aprendizaje. El Tata Martino fue al Barcelona y no entendía el juego del Barcelona. No cualquiera puede entrenar al Barcelona. Tienen que ser entrenadores que entienden esa idiosincrasia, que sepan cómo es la estructura, cómo es el juego… y luego adaptarte a Messi".

Problema con N'Zonzi: "Hace un año lo eché del entrenamiento porque no quería entrenar. Me vino y me dijo que se quería marchar. Y yo le dije: 'Tómate tres días de descanso; fuera nadie se enterará. Vente el lunes. Olvídate. Te vas tres días a casa y hablamos'. Se quería marchar porque no estaba bien. No se hacía a Sevilla, a la ciudad. Volvió el lunes y le dije: '¿Qué?'. Y me dice: '¡Sigo!'. Luego, después de aquello, a partir de diciembre el jugador dio un rendimiento muy bueno. Este año con Sampaoli es la confirmación. ¡Eso es un proceso!".

Sus criticada gesticulación: "Hay una cosa que está claro que nos mueve a los entrenadores que queremos salir adelante que es la pasión. Si hay algo que transmiten Guardiola, Simeone… es pasión. He leído que me critican: ‘¡Los entrenadores que gesticulan mucho ponen nerviosos a los jugadores!’. Eso es ignorancia. Si los que gesticulan transmitiesen nerviosismo yo no habría conseguido lo que he conseguido. Fíjate si gesticulan Simeone y Guardiola".

Cuando los capitanes del Sevilla no se hablaban: "Ganamos la primera Europa League de rebote. Yo llegué al Sevilla en enero de 2013 y era un equipo roto. Los dos capitanes ni se hablaban. (...). Se llevaban mal. Estaban enfrentados. Se llevaban fatal. Spahic estaba mal, Reyes parecía finiquitado… Estaban a mitad de tabla y sumaban dos años sin Europa… Reyes estaba más de jugar al balón que al fútbol y el Betis nos sacaba doce puntos… En esa primera temporada no nos metimos en Europa. Nos clasificamos porque el Rayo y el Málaga no cumplían con los requisitos económicos de la UEFA (...)".

La táctica sobre Messi y Suárez que le contó Luis Enrique: "Cuando firmó a Luis Suárez le dije: '¿Y ahora cómo vas a jugar?'. Porque Messi con Guardiola ya jugaba de punta. Ya no jugaba de banda. Yo cuando jugaba contra el Barça siempre atacaba por la banda de Messi. (...). Nuestra consigna era clara: '¡Primer ataque por la izquierda porque Messi no va a abajar!'. Guardiola lo puso en el medio para evitar esta debilidad y Luis Enrique lo volvió a poner en banda. Luis Enrique me dijo: 'Yo lo tengo bien claro. Yo sé cómo voy a jugar. Suárez en el medio, Neymar por izquierda y Messi a la derecha'. Lo que hace él es equilibrar la desventaja defensiva en banda de Messi con mucho trabajo táctico. Sobre todo con Rakitic, que baja y cierra bien, y con los laterales (...)".