Power ranking

Power ranking NFL semana 12: ¿Un Cowboys vs Raiders?

Pocas cosas más americanas, tan icónicas, como un Dallas contra Oakland en una Super Bowl. Y ahora mismo sería lo más probable.

Power ranking NFL semana 12: ¿Un Cowboys vs Raiders?
Jerome Miron USA Today Sports

Ahora mismo, y no sólo por récord sino también por sensaciones, la Super Bowl más probable es esa que enfrenta a los Cowboys contra los Raiders ¿Acaso existe un partido de mayor calado para la América profunda? Al menos para los que empezamos a seguir esto allá por los ochenta, no lo creo. Se me vienen decenas de imágenes míticas de ambas franquicias, y de lo que significan para tanta y tanta gente. Claro que estamos aún en noviembre y, creedme, esto aún va a dar muchas vueltas. Muchas.

(Mariano #1, Pepe #1, Michel #1, León #1) Ese paraíso que es el pocket de los Cowboys se enfrenta a su hora de la verdad. No se trata de quitar mérito a lo hecho hasta ahora, faltaba más, que son el mejor equipo de la NFL y el ataque más devastador imaginable, sobre todo porque no muestra puntos flacos en ningún aspecto. Lo que sucede es que todos los grandes equipos pre-Acción de Gracias, y más cuyas estrellas son jóvenes, han de verse reflejados en el muro de diciembre y enero. Allá vamos.

(Mariano #2, Pepe #2, Michel #3, León #2) A mí me han derretido el corazón en los últimos partidos. Lo han hecho con un juego de carrera y un dominio del tempo como los grandes, verbi gracia contra los Broncos, con un Derek Carr espléndido, aquí vale todo el año de ejemplo, e, incluso, sobreponiéndose a un partido que dominaban por completo y que pudo trastocarse por el meñique de su QB ante los Panthers. Se revolvieron y remontaron de nuevo. Y eso con un pass rush estupendo. Oh, meten miedo.

(Mariano #4, Pepe #3, Michel #2, León #3) El año pasado a estas alturas comenzaron una caída en picado de su nivel de juego, no tanto de resultados, que les llevó a ser menos temibles que de costumbre en playoff hasta caer en Denver. Veremos si esta campaña lo evitan, pero lo que vimos ante los Jets este pasado domingo no es que invite al optimismo. Tampoco al pesimismo, que no hay que pasarse.

(Mariano #3, Pepe #6, Michel #6, León #4) El termómetro de este equipo, todo el año, ha sido la línea ofensiva. Si es de suficiente, o sólo de suspenso, el resto del equipo es capaz de sobreponerse, pelear y ganar. Pero si es muy deficiente, no hay nada que hacer. Los Buccaneers demostraron que aún pueden hacerla lucir como muy deficiente y, en esas, los Seahawks no tienen ninguna opción. Lástima que un equipazo así tenga un defecto tan notable. Y explotable. El que les venza en las trincheras, les ganará.

(Mariano #6, Pepe #5, Michel #4, León #5) ¿Fue una aberración la derrota contra los Buccaneers? ¿O, por el contrario, lo que no tiene sentido es que hayan ganado a Denver necesitando un 6+2 en el último drive y un error enorme de Gary Kubiak en la prórroga, además de que los Panthers les regalasen un partido que tenían en su mano los de Carolina? Para ser el ‘equipo más fiable’ de la liga nos están dejando un montón de interrogantes.

(Mariano #5, Pepe #4, Michel #8, León #6) El ataque de los Falcons es de una gran belleza. Y efectividad. Incluso cuando Julio Jones hace drops que acaban en intercepción, y ya van dos en ese curioso apartado. Es Atlanta un equipo que parece jugar mucho mejor de lo que su récord indica, y eso siempre es peligroso porque los lobos de su propia división acechan ante el mínimo error.

(Mariano #8, Pepe #7, Michel #5, León #7) Durísima derrota contra los Chiefs. Tanto, que Gary Kubiak sabía a ciencia cierta que esa victoria era clave para meterse en playoffs, de ahí el riesgo absoluto de patear un field goal de 62 yardas, algo que a la postre le costó la derrota. Esa división no admite errores este año: su pelea pasa a ser por la wild card, sobre todo contra Miami.

(Mariano #7, Pepe #8, Michel #7, León #8) Los Giants deben ser el equipo con menos hype de cuantos andan con un récord élite en la temporada. No es para menos. Su ataque se ha mostrado errático y con poco punch. Ganar de la forma que lo hicieron a los Browns no es que ayude a despejar esa incógnita. Con lo que se les viene encima en su propia división no habrá mucho margen para la duda.

(Mariano #9, Pepe #9, Michel #11, León #11) ¿Os gustan los Redskins ahora, eh, cuánto os gustan los Redskins ahora? Kirk Cousins les va a servir como chico emblema, y su frase puede pintar camisetas y motivar a la afición, pero lo que les está poniendo en el mapa, y de forma muy seria, es un juego de carrera que tiene a Rob Kelley y a la OL como protagonistas, un grupo de receptores estupendo y un pass rush que da la lata. Aquí hay equipo.

(Mariano #10, Pepe #12, Michel #10, León #9) Pocos equipos con una sensación de tanta solidez en el último mes y medio en la liga. Incluso han sido capaces de sobrevivir a los problemas de salud de su línea ofensiva, una de las claves de su cambio de juego. Parece que vuelven a estar sanos todos, así que tanto Ajayi como Tannehill pueden volver a brillar. Ya están en récord de wild card y no parece que vayan a bajar el pie del acelerador.

(Mariano #13, Pepe #10, Michel #9, León #10) Es curioso como, aún ganando el jueves de Acción de Gracias a Minnesota, cuesta creerse a estos Lions y su racha. Es lo que tiene ir siempre con el gancho, estar siempre por detrás en el último cuarto. Eso es sinónimo de pegarte la leche en el momento menos indicado. Ahora mismo tienen dos partidos de ventaja tanto sobre Vikings como sobre Packers con cinco por jugar… y cuesta darles como favoritos para jugar playoff. En su mano está callarnos la bocaza.

(Mariano #11, Pepe #15, Michel #12, León #12) La máxima de los Ravens es ‘ni un partido de tranquilidad en todo el año’. Ni contra los desahuciados Bengals. Tienen un arma de destrucción masiva, que es su kicker Justin Tucker, y una defensa inmensa, y con eso van tirando. Nos pongamos del lado que nos pongamos, da la sensación de que su temporada se jugará, casi íntegramente, el día de Navidad contra los Steelers.

(Mariano #12, Pepe #14, Michel #13, León #13) Que eso, que lo dicho, que se van a ver con los Ravens en Navidad y ese día quedará definido cuál de los dos se va a playoff. Es mucho suponer, pero es lo que parece. Por supuesto, ganar a los Colts sin Andrew Luck se considera ‘azuquita’ en este power ranking: no computa.

(Mariano #14, Pepe #13, Michel #14, León #15) Para todo aquel que crea que lo de los Bucs en estas últimas dos semanas es una especie de accidente, que son dos partidos seguidos pero, vaya, que todos los equipos tienen picos y valles en la temporada: ganaron en Kansas, donde ni gana ni Petete, dejaron a los Seahawks en cinco puntos. Ojo a la broma. Son muy de verdad.

(Mariano #20, Pepe #11, Michel #16, León #14) Cunde el pánico en Minnesota en un grupo que se ve mermado de casi todas sus armas y que ha convertido cada partido en una agonía. El problema, y a la vez bendición, es que siguen muy vivos porque saben que los Lions no son el equipo más fiable de la NFL. Esta semana contra Dallas sólo pueden pasar dos cosas: se hunden en la miseria, se levantan cual Ave Fénix.

(Mariano #15, Pepe #16, Michel #17, León #16) El camino hacia el 8-8 permanece imperturbable. En una era de relativismos éticos, estéticos y morales, los Bills son una de las grandes certezas de mi vida. No sabéis lo que me alegro… no lo sabéis bien… Eso sí: defensa y carrera es algo que suena muy bien para diciembre ¿se me permite soñar?

EQUIPOS DEL #17 AL #32.