11 de Españoles en el fútbol mexicano

La llegada de Paco Jémez como director técnico de Cruz Azul nos lleva a recordar a otros españoles que han recalado en el fútbol mexicano; unos con más éxito que otros.

11. José Mari Bakero

Integró el ‘Dream Team’ de Johan Cruyff en el Barcelona. Jugó 489 partidos en 16 años en la liga española y llegó a la Selección Española, con la que participó en dos Copas del Mundo. Terminó su carrera con una raquítica temporada en el Veracruz y empezó la de entrenador en el Puebla, al que no pudo salvar del descenso.

10. Javier Manjarín

Canterano del Sporting de Gijón, alcanzó notoriedad en el Depor de los 90, junto a figuras como Bebeto y Mauro Silva. Disputó la Eurocopa del 96 con ‘La Roja’. Aterrizó en Celaya y, después de un año, llegó a Torreón, para defender la camiseta del Santos. Pocos lo recuerdan.

9. Antonio López Herranz

En su breve carrera vistió las camisetas del Real Madrid, el Hércules de Alicante y el América, sin mucho éxito. Como entrenador, se acostumbró a los laureles. Comandó al histórico León de los 50, con quienes ganó dos títulos de liga y una copa, y dirigió a la Selección Mexicana en los Mundiales de 1954 y 1958. Bajo su tutela, el Tri logró su primer punto en las Copas del Mundo, ante Gales.

8. Luis García Sanz

Miembro de La Masia, vivió el cénit (o punto más alto) de su carrera con el Liverpool de Rafa Bénitez, donde alzó la Champions League en 2005. También jugo para Barcelona y Atlético de Madrid y tuvo minutos en la Copa del Mundo de Alemania 2006. En México se enfundó en la camiseta de ‘La Franja’ poblana, donde brilló a pesar de los pocos reflectores. Con los Pumas, apenas apareció.

7. Miguel Pardeza

Integrante de ‘La Quinta del Buitre’, aunque se le recuerda más con el Zaragoza, equipo en el que militó 11 años. Ganó dos Copas del Rey con los ‘maños’. Decidió retirarse en Puebla, la ciudad predilecta para el exilio de los futbolistas españoles.

6. Paco Jémez

Como futbolista defendió los colores del Córdoba, el Deportivo La Coruña, el Murcia, Rayo Vallecano, entre otros. Como técnico, se ganó el reconocimiento del fútbol español por su propuesta ofensiva. Colocó al Rayo Vallecano en el 8° lugar de la temporada 2012-2013 y fue un candidato para dirigir a la Selección Española tras la época de Vicente Del Bosque. Ahora, tiene ante sí, quizá, el reto más importante de su carrera: liberar de su “maldición" al Cruz Azul.

5. Raúl Tamudo

Figura histórica del Espanyol de Barcelona, donde jugó 12 temporadas y anotó 138 goles, cifra que lo coloca como el máximo goleador en la historia de los ‘Periquitos’. Tras salvar al Rayo Vallecano con un tanto de último minuto en la temporada 2011-2012, recaló en Pachuca, donde pasó desapercibido: siete encuentros, sin anotar un gol.

4. Isidro Lángara

Una leyenda de la época romántica del fútbol español. Marcó para siempre al Real Oviedo, equipo en el que logró tres ‘Pichichis’. Defendió a ‘La Roja’ en la Copa del Mundo de Italia 1934 y fue la gran figura de los primeros años del fútbol profesional en México, donde militó en el Real España. Ganó dos títulos de goleo y una liga con ‘los Hispanistas’.

3. Míchel

Otro miembro de ‘La Quinta del Buitre’ que decidió pasar sus últimos años como futbolista en México. Después de 13 temporadas como una de las figuras centrales del Real Madrid que ganó cinco ligas consecutivas entre 1985 y 1990, llegó al Celaya donde jugó 34 encuentros, anotó en nueve ocasiones y coincidió con otras grandes figuras.

2. Emilio Butragueño

‘El Buitre’ también se exilió en Celaya, un destino muy distinto a la vorágine de Madrid. Con los ‘cajeteros’ (ahora Toros) Butragueño brilló con intensidad, sobre todo en su primera temporada, en la que llevó al Celaya a disputar su única final en la Liga MX, misma que perdería por la regla del gol de visita ante el Necaxa. Disputó 91 partidos y anotó 29 goles en las canchas del fútbol mexicano.

1. Pep Guardiola

Antes de convertirse en uno de los técnicos más reconocidos del mundo, Guardiola colgó los botines en Culiacán. A pesar de su calidad sobre el terreno de juego, los Dorados perdieron la categoría en 2006. Juanma Lillo, técnico de los sinaloenses, fue quien lo convenció de la aventura. Guardiola llegó a México a la mitad de su curso de técnico.