NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Un relámpago de Benzema salvó el apuro

MéxicoActualizado a

Otra victoria por 2-1 ante el Sporting, otra vez jugando peor. El Sporting tardará en olvidar estos dos partidos, que pudieron cubrirle de gloria pero que terminó perdiendo. Un buen equipo, pero con poquito remate. Frente a él, el Madrid volvió a ser menos, como pasó en el Bernabéu, por una mezcla de suerte y pegada. Ya está clasificado y sólo falta saber quién será primero y quién segundo de grupo. Eso se decidirá en la última jornada, en el Bernabéu, el 7 de diciembre ante el Borussia Dortmund. Un partido con foco. Estaremos unos días discutiendo si mejor primero o mejor segundo, que de alguna forma hay que pasar la espera.

El Madrid ya ha pasado, pues, pero no me ha gustado el grupo que ha hecho. Ha jugado de una forma un poco funcionarial, como dando por sentado, de salida, que la clasificación caería como fruta madura. Y así ha sido, pero gracias que los dos partidos contra el Sporting se han resuelto a favor del que peor jugó. Anoche, el Madrid repitió el modelo del Calderón, pero le metió menos pasión. Bale no ayudó a Marcelo en sus apuros ante Gelson Martins, Lucas Vázquez no desbordó arriba y Cristiano se impacientó demasiadas veces, bajando a la media con lo que se perdía como referencia posible. No se jugó con la misma concentración.

Si el Madrid ganó el partido fue porque el Sporting tiene muy poco remate y porque cuando peor estaban las cosas hubo un relámpago (pase de Sergio Ramos y precioso cabezazo de Benzema) que deslumbró al Sporting. Los dos que faltaron ante el Atlético resolvieron el apuro creado por un penalti tontísimo de Coentrao (pedía mano de Campbell con las manos arriba y el balón le dio en un brazo) que enardeció a un Sporting ya por entonces con diez. Un gol con el que Benzema agradeció el elogio de Zidane a la BBC (“son los mejores”) y con el que reclama su derecho a seguir contando. Ahora el que va a faltar es Bale, que se fue lastimado.