Partidazo de Isco y ‘hat trick’ de Cristiano

Ganó el Madrid, ganó el mejor. El Atlético salió bien en los dos tiempos, pero no llegó más lejos de eso. En la primera mitad, fue el puro buen juego del Madrid, movido magistralmente por Isco, lo que mató la buena salida atlética. En la segunda, con el partido todavía 0-1 y el Atlético de nuevo presionante y amenazante, un penalti innecesario de Savic sentenció el partido. El Madrid sale del Calderón a nueve puntos del Atlético y a cuatro del Barça, que inauguró la tarde concediendo un inesperado empate en casa ante el Málaga. Falto de Suárez y de Messi, su mejor atacante resultó ser Piqué, protagonista del baldío arreón final.

Ese empate en el Camp Nou era una buena noticia previa al derbi para ambos equipos, pero sólo uno la aprovechó: el Madrid. En su caso, las bajas quizá ayudaran a Zidane. Sin Benzema ni Morata, armó el equipo con Cristiano arriba, seguido de una línea de tres, Lucas Vázquez-Isco-Bale. Tras ellos, Kovacic y Modric. El equipo funcionó muy bien, con todos los jugadores en posiciones que se adecuaban perfectamente a su naturaleza, salvo quizá Kovacic, que hizo un esfuerzo por adaptarse al papel encomendado. Muy bien todos, y en especial Isco, que agradeció jugar por fin donde más le va con un primer tiempo de antología.

El de la primera parte fue un gran Madrid. El de la segunda no tanto, un poco por fatiga y otro poco por la mejoría del Atlético, pero antes de verse en serios apuros, Cristiano, que ya había marcado en la primera parte de golpe franco, provocó un penalti que él mismo transformó. Luego se apuntaría un tercer gol, en brillante contraataque que pasó por Isco y Bale. Un marcador rotundo, que parecerá excesivo a muchos, pero que premió a un Madrid firme sin el balón, brillante con él, bien dibujado, solidario y con un formidable Cristiano en punta de ataque. Su ‘hat trick’ da una vez más la medida de su poderío atacante.