ATLÉTICO 0 - REAL MADRID 3

1x1 del Atleti: noche negra de Savic y Carrasco se quedó solo

El montenegrino hizo la falta que acabó en el 0-1 y el penalti del 0-2. El belga, único jugador de ataque que propuso. La medular, blanda.

1x1 del Atleti: noche negra de Savic y Carrasco se quedó solo
PIERRE-PHILIPPE MARCOU AFP

Oblak. Poco pudo hacer en el 0-1 de Cristiano que se desvió en Varane, cambiando a trayectoria. Detuvo bien los disparos fáciles de Modric y Cristiano en el primer tiempo y sacó una mano estupenda de puros reflejos al portugués que hubiese adelantado el primer tanto. En el segundo tiempo reaccionó muy bien a una volea de Isco, pero no adivinó el penalti de Cristiano; es una suerte, la de los 11 metros, que el esloveno no domina.

Juanfran. Sufrió mucho con las incursiones de Cristiano, Bale, Isco y Marcelo a su espalda. En ataque, poco reseñable en el primer tiempo; se mostró, pero nunca en condiciones de hacer verdadero daño. En el segundo tiempo intentó aparecer, pero la mayor parte del caudal ofensivo atlético llegó por la izquierda con Carrasco y Filipe. En el 0-3 se vio su diferencia física con Bale.

Savic. Tanto él como Godín sufrieron mucho en la primera parte. Un despeje defectuoso dejó un balón muerto que habilitó a Modric para disparar en el área e hizo la falta a Isco que acabó en el 0-1. Para colmo, también hizo el penalti del 0-2. Cristiano hizo lo posible por caer, pero el balcánico estuvo torpe yendo al suelo de esa manera, en desventaja respecto del luso.

Godín. Primera parte complicada, con Cristiano dándole mucha guerra. En una acción, el portugués le retrató con un giro sobre una baldosa en el que el uruguayo cedió todo el sitio. Más tranquilo en el segundo tiempo, aunque cada balón aéreo llevó peligro del Madrid. No cerró bien a Cristiano en el 0-3.

Filipe. Menos complicaciones en defensa, controló bien a Lucas en el primer tiempo. Pero aportación escasa en ataque, aunque mostrándose mucho, pero sin demasiadas consecuencias. En la segunda parte mucho más activo arriba hasta el 0-2, combinando bien con Carrasco para hacer daño.

Gabi. En el 12’ salvó el 0-1 rebañando casi sobre la línea de gol un balón que iba a meter Cristiano en la red. Fue el primer encargado de sacar el balón y lo hizo bien a tramos en el primer tiempo, pero en defensa sufrió mucho para contener a un Isco inspirado. La reacción general en el segundo tiempo fue en gran parte cosa suya, pero Simeone le sacrificó en el 61’ para meter a Correa.

Koke. Poco en el primer tiempo, dio continuidad al balón, pero sin la velocidad necesaria para remover al Madrid. Nada que ver en el segundo tiempo, mucho más preciso y certero. En el 61’ pasó a ser el único director en el medio ante la marcha de Gabi por Correa. Tuvo un rifirrafe con Cristiano que demostró la tensión del choque.

Saúl: Escorado a la derecha, le falta el punto físico necesario para ser el del curso pasado. Trató, sin demasiado éxito, de retener las subidas de Marcelo en el primer tiempo. Tampoco en la segunda se le vio demasiado, aunque no hizo concesiones cuando le tocó acompañar en el mediocampo a Koke. Pero la medular madridista siguió moviéndose a su antojo, como se vio en el 0-3: Isco sacó el balón si apenas presión.

Carrasco. Muy poco antes del descanso. Algunas de sus acciones finalizaron en faltas peligrosas, pero no desbordó ni chutó como se espera de uno de los principales argumentos ofensivos del equipo. Mucho mejor en el segundo tiempo, puso un balón tenso que casi acaba en el 1-1. Antes había intentado inquietar a Keylor con un buen disparo que se fue por poco. Pudo marcar en el descuento el de la honra para el Atleti, pero se topó con Keylor.

Griezmann. Cuando el Atleti sufría, se movió hacia la mediapunta para dar más fluidez al juego. Intentó diagonales interesantes, pero no dejó casi nada antes del descanso. Tras la reanudación despertó e hilvanó varias jugadas interesantes, pero muy lejos de su nivel habitual. Era en parte una batalla por el Balón de oro y la ganó Cristiano de calle.

Torres. El trabajo de siempre y muy poco más en el primer tiempo. No le benefició la ausencia de ideas del Atleti antes del descanso, así como que el rival estuviese bien plantado. Ni Varane ni Nacho hicieron concesiones. Simeone le quitó en el 61’ para meter a Gameiro en busca de una reacción que no llegó.

Correa. Entró por Gabi en el 61’. Muy poco del argentino, cuyos argumentos cada vez son menores.

Gameiro. Cogió el sitio de Torres en el 61’, pero no le dio al equipo la llegada requerida.