Súper Llull da vida al Madrid

Tal y como está la liga de la Euroliga, clasificarse entre los ocho primeros para pasar a la siguiente fase va a costar sangre. Después de siete jornadas, hay mucha igualdad entre los mejores equipos de Europa. Son nueve los que están separados por una victoria. Nueve equipos que están aspirando a seis plazas, una vez que el CSKA, pese a su derrota de ayer, y el Madrid han adquirido cierta ventaja sobre el resto. El Madrid respira gracias a Llull. Ante el Panathinaikos disputó un partido complicadísimo que resolvió Llull con 30 puntos, su récord personal de anotación en la Euroliga. Gran noticia para el Madrid que tenga un jugador capaz de sacar adelante por sí solo un partido, pero mala que una plantilla que se ha reforzado notablemente esta temporada dependa de acciones individuales.

Enfrente estaba el Panathinaikos, un equipo de solera, ganador de seis Euroligas, que afronta esta temporada con jugadores que no ha querido el Madrid. No hay que remontarse a los tiempos que Pappas formó parte de la cantera madridista, ni de los que Fotsis no llegó a cuajar con Lamas, primero, y con Maljkovic, después. En el Panathinaikos que ayer hizo sufrir al Madrid estuvieron en el cinco con más minutos los descartados Rivers y Bourousis. Este Panathinaikos, además, muestra debilidad en sus visitas, y sólo ha ganado, y por un solo punto, en Alemania. Pues ante este equipo, entrenado ahora por Xavi Pascual, no es por Llull, y el Madrid se encontraría enredado ahora en esa maraña de equipos con incierto futuro. Gracias a él, el Madrid empieza a tener un colchón de seguridad.