F1 | GP DE BRASIL

Max Verstappen quería más: "Ser segundo aquí era posible"

El holandés hizo una gran remontada en la última parte de la carrera con neumáticos extremos nuevos con adelantamientos geniales.

Max Verstappen quería más: "Ser segundo aquí era posible"
Mark Thompson

"¿Ganar?, no lo sé, pero creo que la segunda posición era bastante posible". Son palabras del piloto que ha sido la sensación del gran premio: Max Verstappen. El holandés deslumbró con una gran remontada, con neumáticos nuevos desde el decimoquinto al tercero. Pero antes de eso ya era segundo, la estrategia de Red Bull le llevó a parar a montar neumáticos intermedios para intentar ganar a Rosberg y Hamilton que iban con los de lluvia extrema. Eso no pudo ser.

"Estábamos en una posición bastante cómoda en esa segunda plaza, pero a veces te la tienes que jugar un poco para intentar ganar la carrera. Eso es lo que hemos hecho, lo hemos intentado, pero bueno, al menos estamos en el podio y lo hemos hecho con unos adelantamientos fantásticos", reconocía el holandés.

Max, a pesar de su talento, no lo tuvo nada fácil y como al resto le impresionó lo complicada que llegó a ser la carrera con la lluvia brasileña: "Por supuesto, ha sido una carrera muy difícil con la bandera roja. Han sido condiciones muy complicadas, especialmente en esa recta, porque estaba muy deslizante y a principio de carrera he conseguido llegar a Nico, después he hecho otras pasadas buenas". Destaca como pasó a Raikkonen: "En el primero de ellos estaba intentando una trazada diferente, sabía que si Kimi no cogía esa trazada iba a tener buenas oportunidades de adelantar y, obviamente, ha funcionado. No sabía qué pasaba delante de él. He conseguido pasar el ‘spray’, me metí por el interior y le adelanté, fue bastante limpio"

Pero antes de los adelantamientos finales, el holandés impresionó con la manera en la que salvó un trompo. "Tuve un susto. Creo que he tocado un poco el piano, he bloqueado las cuatro ruedas pero he conseguido no tocar contra el muro y seguir segundo. Estaba muy preocupado por si me daba contra el muro, pero lo he podido recuperar. Creo que ha sido un 50 por ciento de habilidad y un 50 por ciento de suerte", explicaba.

Después llegó el momento final en el que pasó a pilotos como Ricciardo, Kvyat, Sainz o Checo: "Tuve que entrar a poner los intermedios pero había una amenaza de lluvia y creo que no ha funcionado bien. Daniel estaba ganando como un segundo con el intermedio y la primera parte iba bien pero ha empezado a llover más y el segundo sector era imposible con los intermedios, así que teníamos que volver a entrar. Creo que salí el decimoquinto, empecé a adelantar a la gente y era muy difícil, no veía dónde iban las rectas. Pude pasar a muchos de ellos y de repente me encontré con que llegaba al podio, ha sido un resultado genial". Esa es la palabra.