BARCELONA

Competición mantiene la tarjeta a Messi; el Barça irá a Apelación

El argentino tiene tres y quedan dos partidos para el Clásico. Competición, esta vez, no utilizó términos calificativos con la actitud de Messi.

LALIGA

El Comité de Competición no estimó las alegaciones al acta que presentaron los servicios jurídicos del Barça y mantuvo la tarjeta amarilla que vio en Sevilla por “perder tiempo”. El Barça acudirá ahora al Comité de Apelación que normalmente ratifica las sanciones de Competición, si bien la semana pasada le quitaron una amarilla a Savic, central del Atlético de Madrid, lo que le permitió jugar en San Sebastián. Messi tiene tres tarjetas amarillas y quedan dos partidos antes del Clásico. Si viera una amarilla ante el Málaga y otra contra la Real Sociedad no podría jugar con el Real Madrid.

Después de Apelación, el Barça podría acudir al Tribunal Administrativo del Deporte para pedir la suspensión cautelar de la tarjeta. Esta vez, Competición no utilizó términos calificativos como sucedió en el partido contra el Valencia cuando calificó como “ridícula” la actitud de los jugadores del Barça después de que una botella impactara en la piña que hacían los jugadores azulgrana después del 2-3 de Messi.

Tras estudiar las alegaciones del club blaugrana, vídeo incluido, Competición desestimó el recurso y mantiene la amonestación a Leo Messi por "pérdida de tiempo" con una multa accesoria de 180 euros al club en aplicación de los artículos 111.1.f) y 52.3 del Código Disciplinario de la RFEF. El acta arbitral del aragonés decía que Messi vio la tarjeta por este motivo: “Retrasar la salida del terreno de juego para poner en orden su equipamiento, con ánimo de perder tiempo”.

Competición recuerda que el artículo 236.1 del Reglamento General de la RFEF establece que el árbitro es la autoridad deportiva “única e inapelable” en el orden técnico para dirigir los partidos, por lo que no es posible revocar una decisión arbitral invocando una discrepancia en la interpretación de las Reglas del Juego como así cree que ha sucedido en esta ocasión. “La atenta visión de la prueba videográfica aportada no permite concluir que concurra ninguno de los dos supuestos citados, pues nos encontramos en definitiva ante una valoración diferente por parte del club alegante de unos determinados hechos consistentes literalmente en “retrasar la salida del terreno de juego para poner en orden su equipamiento” que, a juicio del Colegiado y desde su privilegiado prisma de la inmediación y facultades de apreciación, se producen “con ánimo de perder tiempo”, siendo este último inciso “el epicentro o hilo argumental del FC Barcelona"” reza la resolución de Competición.