NFC Este desde dentro

Los Giants muestran su mejor versión en ataque

En un inicio explosivo de partido, se pudo ver la mejor versión de Eli Manning y la ofensiva pero las carencias continúan.

Los Giants muestran su mejor versión en ataque

Tras jugar siete partidos, los New York Giants y los Philadelphia Eagles se medían en el primer duelo divisional entre ellos con el mismo balance, un 4-3 que viendo como están jugando los Dallas Cowboys y con el 6-1 (ya 7-1) era muy importante, porque el que ganaba daba un gran paso de cara a la opción de una posible Wild Card y el perdía se le complicaba la temporada.

Los New York Giants han funcionado a rachas, tanto positivas como negativas durante toda la temporada. Tras empezar con dos triunfos, llegaron tres derrotas consecutivas y tocaba reaccionar para seguir con opciones de llegar a los playoffs, tras varias temporadas sin hacerlo y lo han conseguido. Con dos victorias para cortar la mini crisis, consiguieron ganar 28-23 a los Eagles en un partido muy igualado, donde pudimos ver las características positivas que tiene el equipo y las carencias que les pueden no permitir tener una gran temporada.

Durante la off-season, el front office decidió apostar muy fuerte en la agencia libre con los fichajes del DE Olivier Vernon y del CB Janoris Jenkins, con contratos muy elevados y probablemente sobre pagados, además de dos selecciones en primera ronda como el CB Eli Apple y el WR Sterling Shepard en segunda, intentando buscar impacto inmediato en el equipo. Durante la temporada la defensa está cumpliendo normalmente y además teniendo algo que puede hacer a equipos muy peligrosos, siendo muy oportunista provocando turnovers a los ataques rivales. En cambio, un ataque que podría ser uno de los mejores de la liga, no estaba rindiendo como era de esperar por el nivel de Eli Manning. La inexistente presencia en el backfield de los Running Backs, no haciendo nada de daño y unos Tight Ends que no aportan una vía de seguridad a un QB que sólo se fía de sus Wide Receivers. En este partido pudimos ver lo mejor del ataque y las debilidades, que no permiten considerarlos como un contender en los playoffs, si se meten.

El QB Eli Manning realizó un buen partido, 22/36 – 257 YDS – 4 TD / 2 INT en su mejor partido de la temporada, pero dejando un mal sabor de boca final con dos intercepciones, una tras un jugadón del CB Nolan Carroll y otra del LB Jordan Hicks, en un pase desviado que permitió a los Eagles tener un último drive en una excelente posición de campo, dando una oportunidad que les podía haber puesto la temporada muy cuesta arriba. Otro partido más se vio que el gran problema de los New York Giants está en el backfield, su RB titular Rashad Jennings no tiene el nivel para ser titular de lo que a priori debería ser un gran equipo y que los suplentes son muy limitados tras la lesión de Shane Vereen. Los Giants son el peor equipo de toda la liga corriendo, dato tremendo y muy preocupante para los de Ben McAdoo porque así es muy complicado competir de tú a tú con los mejores equipos, ya que sin meter muchos jugadores en la ‘caja’ pueden frenarles en la vía terrestre y el juego aéreo también se puede resentir pese a tener unos receptores de mucho nivel, con uno de los mejores jugadores de la liga como es Odell Beckham Jr (fue muy efectivo con 2 TD) apoyado por dos buenos complementos como el rookie Sterling Shepard y un Victor Cruz, que tras estar dos años en el dique seco por una grave lesión de rodilla ha vuelto a buen nivel (no jugó la segunda parte por problemas físicos). Otro problema que están teniendo es que en puesto de TE también hay un solar, aunque por lo menos en este encuentro Will Tye con 4 recepciones y 33 yardas aportó más de lo que suele hacer normalmente.

Por hablar un poco de la defensa, demostró una vez más con dos intercepciones en el primer cuarto al QB rookie Carson Wentz, que jugaba por primera vez en el MetLife Stadium, puede ser peligrosa en cualquier momento del partido con su capacidad para recuperar el balón y darle muy buenas posiciones de campo para anotar touchdowns al ataque. Aunque empezaron genial, después Wentz se repuso de los dos duros goles y les empezó a dominar poco a poco, pese a que precisamente no está muy bien rodeado con unos wide receivers muy sospechosos, un backfield que sólo funciona a tirones y con un TE como Zach Ertz que es el jugador preferido para el QB novato.

Esta semana probablemente jugarán el partido que marcará lo que puede ser el resto de la temporada, un Monday Night Football que puede ser tremendo ante unos Cincinnati Bengals que querrán ganar, para reengancharse a una división que está muy abierta y en donde nadie es claro favorito actualmente, ya que los tres candidatos a ganarla están decepcionando sorprendentemente. Si consiguieran ganar en un partido difícil, los dos próximos partidos son bastante asequibles ya que se enfrentarán ante los Chicago Bears y Cleveland Browns. Con un posible 8-3, muy mal lo tendrían que hacer en el final de temporada para no jugar los playoffs tal y como está la NFC, aunque en los últimos cinco partidos los rivales pueden complicarles las cosas. Para concluir, ya sabemos que como entren en playoffs y más si es mediante la Wild Card, pueden ser un rival muy peligroso para los teóricos favoritos, porque con un ataque explosivo pese a que tengan muy difícil establecer un juego de carrera y con una defensa que tiene la característica de forzar turnovers podrían dar alguna sorpresa. Además es evidente que acabarán pasando muchísimas veces y eso si Eli Manning, está a buen nivel puede ser un vendaval ya que el grupo de receptores no tiene que envidiar nada a los de los demás equipos y Odell Beckham Jr si está centrando, es muy difícil de parar si no tiene doble cobertura en casi todos (por no decir todos) los snaps.