• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Oporto

0' Jesús Corona

41' Diogo Jota

41' Sale Jesús Corona entra Ruben Neves

41' Sale Óliver Torres entra Miguel Layún

41' Sale Diogo Jota entra Héctor Herrera

Benfica

0' Sale Luisão entra Lisandro López

41' Lisandro López

41' Ederson Moraes

41' Pizzi

41' Samaris

41' André Almeida

41' Sale Franco Cervi entra André Horta

41' Sale Salvio entra Raúl Jiménez

OPORTO-BENFICA

El Benfica de Jiménez le arrebató un punto al Porto al 93'

El Oporto se adelantó en el 50' por un gol de Diogo Jota. El Benfica buscó el gol con insistencia. Casillas salvó al Oporto, pero en el 93' Lisandro remató sólo un corner para salvar un punto.

México
0
El Benfica de Jiménez le arrebató un punto al Porto al 93'
FRANCISCO LEONG AFP

Hasta el fatídico 93, el Oporto lo había hecho todo bien, excepto quizás marcar algún gol más. El Benfica apenas inquietó a Casillas, que solo tuvo que emplearse a fondo en dos buenas manos. El resto del peligro estuvo en la portería contraria durante todo el partido.

El técnico del Oporto sorprendió alineando a todos los 'pequeñines'. Llenó el centro del campo con jugadores ofensivos -Corona, Otávio, Oliver y Diogo Jota-, rápido y habilidosos que la superioridad física del Benfica no pudo contrarrestar en ningún momento. Al modo de Cassius Clay, los azules volaban como mariposas y golpeaban como abeja. Delante solo tenían al fornido André Silva, solo pero suficiente para amargar a la defensa visitante con sus caídas a los laterales.

El primer tiempo acabó sin goles porque Corona no marcó en un delicioso pase de Oliver -extraordinario su partido de cuajo y clase- y tampoco acertaba en el último momento André Silva. Pero a los cinco minutos de la reanudación, otra de las abejas, Diogo Jota -también gran partido- logró internarse por el extremo izquierdo y meter la pelota entre la madera y el portero Enderson, que no estuvo muy fino.

La ventaja del Oporto no le echó atrás; siguió empujando en busca del segundo gol, que no llegó por buenas intervenciones de Ederson, en especial a un gran lanzamiento de falta del brasileño Telles, que tiene una zurda prodigiosa.

El Benfica no creaba peligro ni en los minutos finales. El técnico local había ido retirando a artistas -Óliver, Corona, Diogo Jota- para colocar a controladores de balón -Herrera, Layún, André Neves-. Sería fácil decir que perdieron el control, pero no fue así, siguieron empujando en busca del segundo, que se les escapaba en el último metro. Ya con el público desfilando, Herrera intentó tirar el balón contra un benfiquista, pero no le dio y el balón fue directamente a córner. El Benfica sacó en corto sin oposición, centró al área con absoluta tranquilidad y Lisandro cabeceó a la red de Casillas. El Benfica amarró media en casa del Oporto. Hay días que todo sale mal, pero el resultado es óptimo. Hoy le ocurrió al Benfica.