TENIS | MASTERS 1000 PARÍS

¿Por qué Novak Djokovic no se enfada tanto ahora?

El serbio incorporó a su equipo al extenista español Pepe Imaz, un guía espiritual al que se niega a calificar como "gurú". "Si Murray me quita el nº1 será merecido".

¿Por qué Novak Djokovic no se enfada tanto ahora?
EFE y Twitter

De un tiempo a esta parte sorprende ver la actitud serena y reposada de Novak Djokovic en las pistas de tenis. El otrora airado jugador, que solía protagonizar sonoras trifulcas con rivales, árbitros, jueces de línea y hasta espectadores (era frecuente verle rompiendo su raqueta, por ejemplo, y/o profiriendo gritos y maldiciones) ha dado un giro bastante radical en su comportamiento. Fuera de las canchas siempre ha sido un tipo afable y simpático, y ahora también lo es dentro de ellas. Este viernes, ni la derrota en cuartos de final del Masters 1000 de París, que puede hacerle perder el número uno del ránking mundial, le ha borrado la sonrisa. Durante el partido, salvando leves gestos de contrariedad tras perder algunos puntos, se le ha visto sonreír, incluso en su despedida del público francés.

¿Por qué no se enfada Djokovic? En gran parte gracias a la preparación especial y los consejos de un extenista español, Pepe Imaz, al que puede considerarse como el nuevo guía espiritual de Nole, por mucho que a él le moleste que le llamen "gurú". "No sé quién ha dicho eso. Lleva toda la vida en el tenis. Estoy encantado de qué este aquí, junto a mi hermano, trabajando conmigo. No voy a dar lugar a especulaciones. Está aquí (en París ha estado animándole desde la grada) porque forma parte de mi equipo de entrenamiento", dijo el miércoles el serbio tras derrotar a Gilles Muller.

Lo cierto es que Imaz (riojano de 42 años) es conocido por su particular manera de entender la preparación en la escuela que ha montado en el hotel Puente Romano de Marbella, bajo el lema Amor & Paz. En ella "dan prioridad absoluta para el bienestar, los sentimientos y las emociones de la persona" por encima del mero "desarrollo de las habilidades de tenis" de los chicos y chicas. Allí se transmiten valores "que el Ser Humano tiende a olvidar cuando se hace adulto: Respeto, Aceptación, Agradecimiento, Empatía, Ayuda, Seguridad y Confianza .....AMOR".  

Control y espiritualidad

Novak Djokovic y su hermano Marko, con los ojos cerrados mientras escuchan a Pepe Imaz.

Abriendo la página web de la escuela de Pepe Imaz se ve inmediatamente un vídeo en el que aparece junto a Novak Djokovic y su hermano Marko, que ahora trabaja con él y a quien el exjugador salvó de una grave depresión. A ambos se les observa con los ojos cerrados durante unos minutos mientras Imaz habla. Nole ha participado en diversos actos dirigidos por Imaz y se le ha visto escribir esas palabras, Amor & Paz, en la cámara de televisión o en paneles tras algunos partidos. ¿Será este Djokovic zen tan buen jugador como el Djokovic cascarrabias? El tiempo lo dirá, pero de momento, Murray puede quitarle el número uno.

Djokovic: "Si Murray me quita el número 1 será merecido".

Un ejemplo del cambio de mentalidad de Novak Djokovic puede ser sus declaraciones tras el partido de este viernes: "Murray está en un muy buena posición para lograrlo (el número uno). Y será merecido si sucede. Le tengo mucho respeto por lo que está haciendo. Me acuerdo que la primera vez que nos medimos teníamos 11 años. El nivel que ha logrado el último año es extraordinario", dijo el serbio, dominador del ránking mundial desde 2014.

"Tengo que analizar las cosas y preguntarme hacia dónde quiero ir", añadió Nole, quien apostó por encontrar "una rápida solución" para el bajón que ha sufrido en los últimos meses.

Djokovic, de 29 años, asumió que es un momento en el que se mezclan "muchas emociones y sensaciones" y recordó los grandes momentos que ha vivido en los dos últimos años. —EFE