SERIE MUNDIAL

Los Chicago Cubs vencen a los Cleveland Indians y ganan la Serie Mundial 108 años después

La ciudad de los vientos está de fiesta, y es que sus amados Cachorros son el mejor equipo de la MLB por primera vez en más de un siglo.

Los Chicago Cubs vencen a los Cleveland Indians y ganan la Serie Mundial 108 años después

''¿Maldición? ¿Qué maldición?'', esas fueron unas de las primeras declaraciones de Joe Maddon al llegar a la organización de los Cachorros hace dos años, dejando bien claro que no creía que la historia de la famosa cabra tuviese influencia alguna en su equipo, si lograban ejecutar el plan de manera adecuada.

En el 2015, Maddon y sus dirigidos se acercaron al trofeo más de lo que habían podido en años, sin embargo, unos inspirados Mets de la mano de Dan Murphy los sacaron del camino, quebrando el corazón de millones en Chicago. Por suerte para los aficionados de los Cubs, no tendrían que esperar mucho más.

Al igual que en el sexto juego, los Cachorros arrancaron ganando desde el propio primer episodio, de hecho, desde el primer turno cuando Dexter Fowler conectó enorme cuadranular por lo más profundo del jardín central ante una recta del AS de los Indios Corey Kluber, quien no estuvo tan 'fino' como de costumbre. 

Luego de que Cleveland igualara el juego en el tercer inning con estacazo de Carlos Santana, Chicago hizo 4 carreras más entre el cuarto y quinto episodio para poner el marcador 5 anotaciones por 1 y parecía que los visitantes tenían la ventaja suficiente para lograr el triunfo, especialmente con hombres como Lester y Chapman listos en el bullpen para ayudar al equipo, pero un séptimo y definitivo no podía ser tan fácil...

Lester entraría en el quinto en relevo de Hendricks, quien hizo un muy buen trabajo, con corredor en la inicial y dos fuera para enfrentar al zurdo Jason Kipnis. En principio, una situación favorable para los Cubs. Sin embargo, un batazo sin fuerza pero bien colocado del segunda base de 'La Tribu' y un wild pitch de Lester acercaría a los locales y la diferencia era apenas de dos, con cuatro entradas por jugar. El drama y sufrimiento estaban garantizados. 

Para el octavo capítulo de esta emocionante historia, el marcador mostraba dos de ventaja para los Cubs y con un corredor en base, Joe Maddon no esperaría más y llamaría al lanza fuego Aroldis Chapman para enfrentar a Rajai Davis y protagonizar el momento más emocionante de este juego hasta ese momento. Luego de una gran batalla de varios lanzamientos, Davis 'enganchó' una recta del cubano y la depositó fuera del estadio por el jardín izquierdo para empatar dramáticamente el encuentro y generar una 'explosión' en el Progressive Field. 

Como si fuera necesario añadir más dramatismo a la situacion, la lluvia apareció en el décimo inning para detener momentáneamente el juego, empatado a 6, y con los Cachorros por consumir turno; lluvia que puede haber jugado a favor de los Cubs, ya que de cierta manera detuvo el buen momento con el que venía el equipo dirigido por Terry Francona. 

Kyle Schwarber, una de las historias más increíbles de esta postemporada, inició la entrada con su tercer hit del partido para iniciar un rally de dos, en el cual Ben Zobrist sería el héroe al conectar el batazo que rompió el empate. Miguel Montero, como emergente, logró traerse una más con sencillo al jardín izquierdo y esa última carrera sería la del seguro para Chicago. 

Luego de 10 entradas de apasionante béisbol, los Cachorros de Chicago derrotaron 8 carreras por 7 a los Indios de Cleveland para darle el primer campeonato a la organización en 108 años. Fue un compromiso que lo tuvo todo: errores, batazos oportunos, controversia y una emoción que duró hasta el último out del juego.