Temas del día Más temas
  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Oporto

2' Héctor Herrera

34' Felipe Monteiro

37' Pina

61' Sale Héctor Herrera entra Ruben Neves

70' Sale Diogo Jota entra Jesús Corona

79' Sale Otavinho entra Miguel Layún

Brujas

33' Denswil

40' Diaby

45' Sale Diaby entra Limbombe

64' Sale Mbombo entra Vanaken

76' Sale Wesley entra José Izquierdo

85' Vormer

87' Claudemir

GRUPO G | OPORTO - BRUJAS

Un autogol y una mano de Íker dan el triunfo al Porto

El Porto consiguió su primer triunfo casero en la Champions en un año. Herrera fue el único mexicano que inició el partido; Layún y 'Tecatito' ingresaron desde el banco.

Un autogol y una mano de Íker dan el triunfo al Porto
FRANCISCO LEONG AFP

El Porto consiguió su primer triunfo casero en la Champions en un año. Ganó al modesto Brujas gracias a un autogol en un partido sin emoción y que en ocasiones provocó los abucheos del público del estadio de los Dragones. El tridente mexicano no tuvo una participación notable: Herrera fue el único en disputar los 90', mientras que Miguel Layún y 'Tecatito' Corona iniciaron el encuentro en el banquillo de suplentes e ingresaron al campo en el segundo tiempo. 

El triunfo mínimo y pobre del equipo local tiene sin embargo un gran valor pues le coloca en solitario en el segundo lugar del grupo gracias al empate del Leicester en Copenhague. Sin embargo le quedan al equipo portugués dos trascendentales partidos que le pueden dar el liderazgo o mandarlo a la Europa League.

El partido fue uno más del Oporto. Algo le falta a este equipo, desnortado desde hace una temporada y que ninguno de sus tres entrenadores han logrado enderezar. Juega a ramalazos y sus momentos de verticalidad surgen más de acciones individuales y aisladas que fruto de un juego colectivo. Oliver es fundamental en el centro del campo para poner criterio, entre un Herrera cada vez más lento y un Danilo que combina aciertos con graves fallos, uno de ellos apunto estuvo de costarle el empate, aunque no lo hubiera merecido. El Brujas nunca fue un gran rival, pero aún así Casillas tuvo que intervenir in extremis en dos ocasiones para salvar el resultado.

Corona falló un par de buenas ocasiones y el prometedor ariete André Silva peleó en el área pero sin el acierto de otras noches, aunque incordió para que su marcador se autogoleara. Noche anodina pero con tres puntos magníficos. Ha habido días peores.