NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BENFICA 1 - D. KIEV 0

Salvio pone segundo al Benfica; Jiménez juega 21'

Un solitario gol de penalti del argentino en el descuento de la primera mitad dio la victoria a 'Las Águilas'. Raúl Jiménez ingresó al 69'. El Dínamo falló otro penal.

MadridActualizado a
Salvio pone segundo al Benfica; Jiménez juega 21'
RAFAEL MARCHANTEREUTERS

El Benfica cumplió ante su gente, aprovechó el tropiezo del partido de Turquía y se aúpa al coliderato del grupo junto al Nápoles. Todo está en el aire menos para el Dinamo Kiev, que no estuvo bien, no mereció puntuar y está prácticamente condenado. Aun así, siendo mejor el equipo encarnado, todo se decidió desde los once metros. Un penalti para cada equipo, sólo lo transformó el Benfica. Y ganó 1-0.

El 1-1 de Estambul abría las puertas de par en par al Benfica y eso lo atenazó. Una mala primera media hora, en la que incluso se oyeron pitos en el estadio de La Luz. Sólo una ocasión, clarísima, de Grimaldo, que cabeceó a bocajarro pero tapó bien Rudko.

Del Dinamo de Kiev apenas había noticias, sólo alguna patada a destiempo y las carerras de Moraes contra el mundol. Con todo, en el 35' Vida rozó el gol en un córner, pero su testarazo se fue arriba. En el otro área perdonó Mitroglou tras un gran centro de Guedes: el primero estuvo fallón toda la noche, el segundo fue el más inspirado de los suyos.

Salvio celebra el gol del Benfica al Dinamo Kiev en Lisboa.
Ampliar
Salvio celebra el gol del Benfica al Dinamo Kiev en Lisboa.RAFAEL MARCHANTEREUTERS

Y cuando el partido enfilaba el descanso, Vida agarró a Luisao en un saque de esquina: penalti, gol de Salvio y a los vestuarios. Al Benfica le siguió costando a la vuelta, pero al menos tenía la tranquilidad de que al Dinamo le costaba mucho más. Mitroglou perdonó una contra de tres para dos y Guedes estrelló un zapatazo en el larguero. Parecía cuestión de tiempo que llegará el 2-0 e incluso el Dinamo se desquició. Rybalka mandó a la enfermería a Fejsa con una durísima entrada y hubo más entradas feas. Y en el 68' se le hizo la luz al equipo ucranio: penalti de Ederson a Derlis. Pero la resolución fue bien distinta: chutó Moraes y el portero brasileño se lo adivinó.

Ahí se agotó el Dinamo, que lo intentó a base de centros lejanos y pobres. El Benfica, que ingresó a Jiménez en la recta final del partido y poco pudo aportar, soportó el amago de asedio y se quedó con un triunfo obligatorio, le daba igual cómo lograrlo, porque por delante le queda medirse con Besiktas y Nápoles.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?