NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

F1 | GP DE MÉXICO

La altitud de México aleja a McLaren Honda de la Q3

La pasada temporada Alonso no pudo dar ni una vuelta en la carrera con un propulsor muy pobre, en esta ocasión esperan luchar por los puntos.

México DFActualizado a
La altitud de México aleja a McLaren Honda de la Q3
Lars Baron

Hay a quien le cuesta adaptarse, los primeros días aparecen mareos, tensión arterial alta, dolor de estómago… eso sucede con la altitud, cuando pasas de los 149 metros sobre el nivel del mar de Austin a los 2.250 de Ciudad de México. Pero le ocurre a los débiles, dicen, los pilotos están preparados para eso y mucho más. Otra cosa son los coches.

Hay pocas cosas peores para la potencia de un monoplaza que la altitud con su correspondiente falta de oxigeno. Lo sufren sobre todo los motores de combustión porque la presión en los cilindros es menor debido a la presión atmosférica y la densidad del aire. Y precisamente el turbo actúa como una especie de salvavidas.

Y es ahí donde Honda el año pasado no podía hacer nada porque por el diseño original del turbo, debido al concepto Zero de aerodinámica en McLaren, le llevaron a hacerlo demasiado pequeño. De esa manera también penalizaba el motor de combustión porque no le llegaba esa ayuda del turbo y tampoco la energía.

La MGU-H absorbía menos energía de la turbina que no era capaz de cargar la batería para la MGU-K. Recordemos que este año el ERS de Honda, donde se ubican esos generadores de energía, ya está prácticamente al nivel de sus rivales.

Y en parte es gracias al turbo. Porque el MGU-H está conectado al turbocompresor y absorbe la potencia del eje de la turbina para recuperar la energía de los gases de escape. Antes se necesitaba una presión y un volumen de los escapes muy elevado y es eso precisamente lo que han arreglado esta temporada con un turbo más grande que envía el suficiente aire al motor para obtener una buena combustión. Sin embargo eso es algo más fácil en circunstancias normales y no tanto en altitud.

En Honda están convencidos de que este año tendrán un comportamiento normal en este circuito, en la que es la antepenúltima cita del presente Mundial (quedarán Brasil y Abu Dhabi por delante) y que gracias al turbo podrán estar en condiciones de luchar por los puntos. En cualquier caso, el bajón de rendimiento con respecto al circuito de Austin debe ser notable en la escudería de Woking. Y será complicado ver a Fernando Alonso o Jenson Button en la Q3 en esta carrera. Otra esperanza de Honda es precisamente el ERS, este circuito necesita un sistema eficiente y ahí los japoneses también han mejorado. Veremos si lo suficiente.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?