presentado por
Competición
  • Euroliga
  • Europa League
  • NBA
Euroliga
EN JUEGO
Maccabi TEL

45

CSKA CSK

52

FINALIZADO
Khimki Moscú KHI

104

Alba Berlin ALB

87

FINALIZADO
Fenerbahce FNB

73

Anadolu Efes IST

81

NBA
Boston Celtics BOS

-

Philadelphia 76ers PHI

-

San Antonio Spurs SAS

-

Cleveland Cavaliers CLE

-

Detroit Pistons DET

-

Dallas Mavericks DAL

-

Denver Nuggets DEN

-

Portland Trail Blazers POR

-

FÓRMULA 1

¿Qué hace un piloto de F-1 el día de GP? Contesta Magnussen

El piloto danés de Renault explica su ritual el día del gran premio antes de iniciar una carrera del Mundial.

¿Qué hace un piloto de F-1 el día de GP? Contesta Magnussen
ADREES LATIF REUTERS

Disputar un gran premio de F-1 es uno de los grandes sueños de muchos aficionados al motor, pero... ¿qué hace un piloto la mañana de la carrera? Kevin Magnussen, piloto de Renault, lo explica en 'f1only.fr': "Antes de salir del hotel el domingo por la mañana, siempre trato de hacer una sesión de entrenamiento, sólo para dar un poco de dinamismo a mi cuerpo. Después, si hay una piscina en el hotel me doy un baño para refrescarme. Tras eso, voy para el circuito. Ahí desayuno con mis ingenieros y el resto del equipo".

El danés, ex de McLaren, continúa relatando su día de carreras, ya en el trazado: "Luego hago un rápido repaso por el paddock, donde Renault Club VIP invita al gran premio. Hablo de cómo veo la carrera y contesto preguntas. Después, almuerzo ligero, y ya comienzo propiamente la preparación para la carrera con Thomas, mi preparador. Es lo que él llama: "El tratamiento de los tejidos profundos." El concepto es deshacerse de todos los residuos.

Tras preparar cuerpo y mente, Magnussen alimnenta el espíritu: "Antes de la carrera escucho música en mi pequeña habitación del motorhome. Pongo el volumen tan fuerte que mi compañero de equipo Jolyon Palmer, me dice que lo oye desde su habitación. Mi canción favorita antes de la carrera es: "Sunday, Bloody Sunday 'de U2, pero a veces la cambio". Llega el momento de la parrilla y comienzan las manías: "No es un ritual, pero me gusta subirme al coche desde el lado izquierdo, pero esto no tiene nada que ver con la superstición. Es sólo que siempre lo he hecho porque creo que es más fácil de ponerme los cinturones de seguridad. Es una rutina para mí". Y a partir de ahí, gas. Comienza la carrera.