real madrid

Isco recupera su mejor versión con el cambio de dibujo táctico

En los tres últimos partidos de LaLiga, Zidane ha cambiado el 4-3-3 a por el 4-2-3-1. Isco ha ocupado la mediapunta y desde ahí ha marcados dos goles y ha dado un asistencia.

Isco volvió a ser clave ante el Athletic y buena parte de culpa de que el malagueño esté recuperando su mejor versión la tiene Zidane. El técnico francés ha cambiado de esquema táctico en los tres últimos partidos de Liga para adelantar la posición de Isco y permitirle jugar más cerca del área. Así, en los tres últimos partidos de LaLiga, el Madrid ha pasado de jugar con su habitual 4-3-3 a un 4-2-3-1 con Isco en la mediapunta, que es su posición natural.


Jugando más cerca del área y reduciendo su espacio de acción, Zidane ha logrado que el malagueño vuelva a ser determinante para el equipo. Los números no engañan. Ante el Betis metió dos de los seis goles que el Madrid marcó en el Villamarín y el pasado domingo ante el Athletic dio el pase de gol con el que Benzema abrió el marcador.

Las dos últimas actuaciones de Isco han logrado transformar los pitos que recibió ante el Éibar por los aplausos del pasado domingo. Incluso, la grada del Bernabéu pitó la decisión de Zidane de quitarle del campo y privarle de seguir disfrutando del fútbol del malagueño.