F1 | GP DE EE UU

Desastre para Max Verstappen: del horrible pit stop a la avería

Entró a boxes sin que le llamaran y sus mecánicos no estaban preparados. Y fue a peor: la caja de cambios en la siguiente vuelta le hizo abandonar.

Desastre para Max Verstappen: del horrible pit stop a la avería

Max Verstappen ya había perdido sus opciones de podio en el GP de Estados Unidos en una desastrosa segunda parada en boxes. El holandés de Red Bull había achuchado a Ricciardo y Rosberg, especialmente al alemán de Mercedes, durante su segundo stint en la carrera de Austin. Llegó a tener una desventaja con Nico inferior a un segundo y pudo probar suerte con el DRS para después dejarse caer y reservar sus neumáticos pensando en el resto de la carrera. Entonces se dirigió a la calle boxes tras 29 vueltas con la mala suerte de que sus mecánicos no estaban preparados, los neumáticos no estaban en su sitio y las pistolas de boxes ocupaban el centro de la cazada, por lo que el piloto tampoco podía colocarse frente al garaje. Y el motivo fue que no había sido llamado: "¿Qué ha pasado, Max?" le preguntaron desde el muro después. "Pensé que me habíais llamado", dijo él.

Con esa parada perdió la posición con Raikkonen, era quinto, virtualmente, pero lo que iba mal podía ir todavía peor: una vuelta después, una avería en la caja de cambios del Red Bull en la vuelta 30 del GP forzaron su tercer abandono de la temporada tras Rusia y Mónaco. Max intentó llevar su coche a boxes sin éxito, porque finalmente tuvo que dejarlo en una de las escapatorias del Circuito de Las Américas.