NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BARCELONA

La defensa de tres de Luis Enrique marcha: 9-1 de parcial

El esquema B de Luis Enrique funcionó ante Leganés y Depor. Lo probó este sistema por primera vez en diciembre de 2014: 3-1 al PSG.

MéxicoActualizado a
LALIGA

La caída en desgracia de Aleix Vidal ha dejado una situación algo peliaguda para Luis Enrique, obligado a modificar el sistema cada vez que tenga de baja a Sergi Roberto. Pese a que durante el sábado por la mañana Mundo Deportivo publicó que Digne ensayó el día anterior como lateral derecho, lo cierto es que sobre el césped Luis Enrique repitió el sistema que utilizó en Leganés. Tres jugadores atrás y luego un dibujo algo asimétrico en el que Digne ayer (Jordi Alba en Leganés) ocupó todo el carril izquierdo, dos jugadores se reparten la medular (Rakitic y Busquets), Arda y Rafinha se compenetran en la derecha y Neymar y Suárez jugaron con libertad. El brasileño por el centro y con caída a la izquierda y Suárez también por el centro con caídas a la otra banda. El sistema no llega a ser un 3-5-2 exacto. Tampoco un 3-2-3-2 ni un 3-4-3. Luis Enrique aún no lo ha bautizado oficialmente. Lo único claro es que parte de un sistema de tres defensas y que está permitiendo brillar, por ejemplo, a Rafinha, que con el dibujo hizo gol en Leganés y ante el Depor.

El caso es que el experimento ha funcionado y el Barça ganó 1-5 ante el Leganés y 4-0 al Deportivo. La entidad de los rivales no permite saber si el sistema será operativo en partidos grandes. Sin embargo, sí lo confirma como alternativa y como un arma para desestabilizar planes defensivos rivales. El 4-3-3 del Barça es ampliamente estudiado y Luis Enrique siempre se ha caracterizado por buscar soluciones tácticas cada temporada para que no fuera previsible.

Si se explora un poco en los ‘inventos de Luis Enrique’, el Barça ya probó desde el primer año con este sistema algo asimétrico. En diciembre de 2014, en la última jornada de la fase de grupos de la Champions, el Barça ganó 3-1 al Paris Saint Germain con este once: Ter Stegen; Bartra, Piqué, Mascherano; Pedro, Busquets, Mascherano, Iniesta; Messi, Suárez y Neymar. Aunque en principio el sistema parecía un claro 3-4-3, lo cierto es que ese día Pedro hizo de carrilero en la banda derecha y Neymar, aunque con menos despliegue defensivo, por la izquierda. Pese a la victoria, algunos detalles no gustaron al técnico ni a la afición. Al Barça le faltaron automatismos y no pareció demasiado reconocible. Luis Enrique lo utilizó sin Daniel Alves. Las circunstancias de la temporada le llevaron a meter aquella idea en el armario. Este año la ha desempolvado y, de momento, parece una opción viable.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?