NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NÁPOLES-ROMA

La Roma asalta San Paolo y se sitúa en la segunda plaza

Dzeko, con un doblete, fue decisivo para la victoria de los romanos. Koulibaly acortó distancias, pero a cuatro minutos del final, sentenció Salah.

ItaliaActualizado a
La Roma asalta San Paolo y se sitúa en la segunda plaza
STEFANO RELLANDINIREUTERS

En el primer día del Nápoles sin Arkadiusz Milik, que volverá a pisar césped en 4 meses, el Roma pudo celebrar el regreso de un gran Edin Dzeko. El bosnio, con un doblete ante los azzurri, fue decisivo en el 3-1 que coloca a los giallorossi en el segundo puesto de la Serie A y le vale la cima de la tabla de los capocannonieri con 7 dianas.

Spalletti decidió presentarse en el San Paolo con ganas de llevarse los tres puntos, sin miedo a dejar espacio a la poderosa delantera partenopea, en su casa es casi siempre imparable y que sufrió mucho la ausencia del polaco Milik. El planteamiento de los giallorossi dio vida a una primera mitad espectacular, en la cual los visitantes tuvieron ocasiones más claras, con los azzurri que llegaron a acercarse varias veces a la portería de Szczesny, chutando pero a menudo en las piernas de los centrales capitalinos (en el 25', increíblemente, tres veces en la misma jugada, con un enorme Manolas a hacerse muralla para salvar a los suyos.

Antes del descanso, sin embargo, un error garrafal de Koulibaly le regaló el esférico a Salah, con Dzeko que esperó y aprovechó el centro raso del egipcio abriendo la lata sin apuros. El mismo bosnio, al principio de la reanudación, logró su doblete con un cabezazo tras un lanzamiento de falta de Florenzi, anticipando a Hysaj. Sarri reaccionó sustituyendo a Gabbiadini con Mertens, y enseguida volvió a meterse en el partido gracias a Koulibaly, que cuatro minutos después del segundo tanto visitante (en el 58'), marcó el 2-1 con un cabezazo tras un córner de Ghoulam.

A partir de entonces los partenopei, empujados por un San Paolo casi lleno, se volcaron al ataque, pero mostraron más orgullo que fútbol y De Rossi, en el 85', armó un contragolpe perfecto para Salah, que pudo correr solo ante Reina y sentenciar el enfrentamiento. Es una victoria vital para el conjunto romano, que le arrebató a los sureños el segundo puesto y, quizás, el título de principal rival de la Juventus. Eso si, con una victoria ante el Udinese, los de Allegri aumentarían su ventaja sobre los perseguidores, pasando de 4 a 5 puntos. El sueño de una Serie A más peleada, este año, tiene pinta de querer durar muy poco.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?