MUNDIAL 2018

Las posibles sorpresas de la fase de clasificación en Europa

Tras tres partidos de la fase de clasificación, hay varias selecciones que están en la zona de clasificación y que serían una auténtica sorpresa en un Mundial.

Las posibles sorpresas de la fase de clasificación en Europa
Getty Images

El Mundial de Rusia 2018 puede ver a varios debutantes desde la fase de clasificación europea. Naciones de las cuales su fútbol es prácticamente desconocido y que no cuentan con ninguno de los cracks de la actualidad, se podrían meter en el próximo Mundial en el caso de 'aguantar' el segundo tramo de esta fase de clasificación. Esto, además, supondría la eliminación de varias selecciones que si han estado presentes en más torneos internacionales a lo largo de la historia.

La mayor sorpresa, de momento, es Montenegro. El país balcánico, que se fundó como país independiente el 3 de junio de 2006, va líder del grupo E. Tras tres partidos, la selección montenegrina lleva dos victorias ante Dinamarca y ante Kazajistán y un empate. Es una de las selecciones que encabezan los grupos que menos goles ha encajado (tan sólo 1). De momento, Polonia ya ha empatado a puntos con ellos y tienen que jugar tanto ida como vuelta contra esta, la más fuerte de su grupo, pero si puntúa en varios partidos clave podría plantarse en Rusia. La segunda plaza y una repesca tampoco sería una mala opción. De momento, se sitúan dos puntos por encima de Rumanía y cuatro por encima de Dinamarca. Si logra clasificarse lograría participar en su primer mundial como país independiente. Cuando conformaban un estado junto a Serbia participó en el de Francia 98 y Alemania 06.

Curiosamente, Serbia también lidera su grupo. Desde que se separó de Montenegro, logró la clasificación para uno de los dos Mundiales posibles (Sudáfrica 10, cayeron en primera ronda).

Ahora mismo, los serbios son líderes en su grupo con 7 puntos (2 victorias y un empate). Irlanda está empatada con Serbia a siete puntos y peleará la clasificación en un grupo abierto con Gales (en caso de lograrlo sería su segunda participación en un Mundial tras Suecia 58), Austria, Georgia y Moldavia. Serbia cuenta con varios jugadores insignia como Mitrovic o Tadic, ambos en Inglaterra, para tratar de volver a lo más alto de fútbol de selecciones.

En el grupo C, Azerbaiyán no le pierde la cara a la clasificación. De momento, han logrado 7 puntos en tres partidos y siguen sin encajar gol. Consiguieron dos victorias por la mínima ante Noruega y San Marino y se sitúan a dos puntos de Alemania, la gran dominadora de este grupo.

En el I, el sueño islandés continúa. Tras una Eurocopa en la que fueron una auténtica revelación, los islandeses están empatados a 7 puntos con Croacia y ocupan la segunda posición del grupo y además, la ventaja con los competidores que le podrían sacar de esa plaza ya es considerable. Ucrania está a dos pero Turquía y Finlandia están a 5 y a 6 puntos respectivamente. El fútbol 'vikingo' ya asombró a Europa, ¿por qué no al mundo? En caso de sacar billete para Rusia, Islandia jugaría un Mundial por primera vez.

Varias selecciones históricas se quedarían por el camino

La posible entrada de estas selecciones dejaría fuera a conjuntos más habituales para el espectador en estos torneos. De momento, son varias selecciones importantes las que ni siquiera están en la segunda plaza para optar a la repesca.

Dinamarca, campeón de la Eurocopa 1992, está en cuarto lugar del grupo E. Solo cuenta con tres puntos en su haber y está a cuatro puntos de Montenegro. Lo tiene difícil pero el conjunto escandinavo tiene equipo suficiente para entrar. 

Holanda, finalista de un Mundial en varias ocasiones, está en tercera plaza a tres puntos de la cabeza de su grupo coliderado por Suecia y Francia. La Oranje no transmite buenas sensaciones y tras faltar a la cita de Francia, se espera que pueda acudir a Rusia.