NFL

El regreso de Brady promete un super domingo en la NFL

La vuelta del QB estelar de los Patriotas, Tom Brady, después de haber cumplido con cuatro partidos de suspensión, será el gran centro de atención de la Semana 5 en la NFL.

El regreso de Brady promete un super domingo en la NFL

La vuelta del mariscal de campo estelar de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady, después de haber cumplido con cuatro partidos de suspensión, será el gran centro de atención de la Quinta Semana de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Mientras que el duelo entre los Falcons de Atlanta, equipo que hay ido a más, frente a los Broncos de Denver, actuales campeones del Super Bowl e invictos en lo que va de temporada, también tendrá gran impacto en la jornada de competición.

Brady espera la fecha del domingo desde que se ratificó su suspensión de cuatro juegos por su papel en el escándalo "Deflategate" y decido no seguir con la apelación.

Se cumplió la suspensión y el pasador estelar de los Patriots, que superaron su ausencia con una marca súper positiva de 3-1, está listo para volver a ser el líder que el equipo necesita de cara a volver a luchar por el título del Super Bowl.

El regreso de Brady, cuatro veces campeón del Super Bowl, significa el apoyo moral que los Patriots necesitaban tras perder por blanqueada de 0-16 en su campo ante los Bills de Buffalo, el pasado domingo.

También soluciona el problema de las lesiones que esa posición sufren los Patriots con las bajas de los mariscales reservas como son Jimmy Garoppolo, el segundo del equipo, y el novato Jacoby Brisett, ambos con problemas físicos durante la ausencia de Brady.

Sus rivales serán los Browns de Cleveland, que todavía no han conocido la victoria en lo que va de la nueva temporada, el único de la NFL, y las noticias que les llegan tampoco son las mejores, al margen de la vuelta de Brady con los Patriots.

Brady representa una mejoría inmediata para el ataque número 21 de la NFL, mientras que los Browns tienen la defensiva 27 y la ofensiva 26, sin contar que Cody Kessler, su pasador titular, inició la campaña como el tercero en la línea de sucesión y ahora debe jugar ante las lesiones de los pasadores Robert Griffin III y Josh McCown.

Brady tiene marca de 5-1 en su carrera ante los Browns, siendo su única derrota en noviembre de 2010, cuando Peyton Hillis corrió para 184 yardas y dos touchdowns y Aaron Hernández recibió los dos pases de anotación de Brady.

Los Falcons gozan de la mejor ofensiva de la NFL como lo demostraron tras la exhibición de la semana pasada en la que Matt Ryan superó las 500 yardas aéreas y el receptor abierto Julio Jones recibió para 300 yardas y un touchdown en camino a su segundo juego consecutivo con al menos 40 puntos.

Ahora, se enfrentan a un gran problema, la quinta mejor defensiva de la liga como es la de los Broncos (4-0), que además están invictos junto con los Vikings de Minnesota y los Eagles de Filadelfia.

Lo han conseguido gracias a la ofensiva balanceada que presentan, en donde el octavo mejor ataque terrestre de la liga ha resultado fundamental para que el pasador Trevor Siemian se mantenga invicto en los primeros cuatro inicios de su carrera.

Los Broncos, tras ser el quinto mejor equipo de la liga en puntos, son capaces de anotar ante cualquiera, especialmente ante unos Falcons que han permitido al menos 28 puntos en cada uno de sus cuatro partidos.

El duelo clave se decidirá del otro lado, cuando la defensa encabezada por el premio de Jugador Más Valioso (MVP) del pasado Super Bowl, Von Miller, cuarta en yardas y quinta en puntos permitidos, se mida Ryan, Jones y un ataque que se ha mostrado dominante.

Otro equipo que ha ido a más desde el inicio de temporada son los Cowboys de Dallas, que buscan su primera racha de tres victorias desde que ganaron los últimos cuatro para concluir la campaña regular 2014.

Ahora, deberán hacerlo con dos novatos en posiciones fundamentales, el pasador Dak Prescott y el corredor Ezekiel Elliott, así como la posible ausencia del receptor estelar Dez Bryant.

Pero Prescott no ha mostrado nerviosismo con el reto de ocupar el puesto del mariscal de campo titular de origen mexicano Tony Romo, lesionado. El pasador novato de los Cowboys tiene marca de 131 intentos de pase sin interceptación para iniciar su carrera, todo un récord para un jugador de primer año.

Cuidar el balón ha sido gran parte del éxito temprano del equipo de Dallas, que está defendiendo el fuerte hasta el regreso de Romo, que de acuerdo a informes periodísticos no será antes de la Octava Semana de competición.

Por su parte, los Bengals que tienen marca de 2-2, han mostrado inconsistencia y permitido el segundo mayor número de capturas del mariscal de campo en la NFL con 14.

Sin embargo, cuentan con una formidable arma en la forma del receptor abierto A.J. Green, tercero en la liga con 468 yardas y una pesadilla para una defensiva de los Cowboys que está lejos de su nivel óptimo.

El resto de la programación del calendario de la semana dejó ya el triunfo a domicilio de los Cardinals de Arizona que el jueves vencieron por 21-33 a los devaluados 49ers de San Francisco que volvieron a cometer cuatro perdidas de balón y sin definir al mariscal de campo titular.

La jornada dominical tendrá los duelos entre los invictos Eagles que visitan a los Lions, Colts-Bears, Dolphins-Titans, Ravens-Redskins, Vikings-Texans, Steeler-Jets, Rams-Bills, y Packers-Giants.

Mientras que la noche del lunes los protagonistas serán los Buccaneers de Tampa Bay que tienen marca de 1-3 y visitan a los Panthers de Carolina (1-3) y hasta el momento han sido la gran decepción en lo que va de liga.