• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Steaua

19' Sulley Muniru

76' Sale Popa entra Antonio Jakolis

76' Sale Golubovic entra Florin Tanase

88' Sale William entra Ovidiu Popescu

Villarreal

8' Santos Borré

54' Santos Borré

62' Sale Pato entra Samu Castillejo

73' Rukavina

72' Sale Cheryshev entra Soriano

75' N'Diaye

81' Sale Santos Borré entra Bakambu

EUROPA LEAGUE | STEAUA 1 - VILLARREAL 1

'Jona' jugó los 90' en empate del Submarino en Rumania

Los de Escribá empezaron ganando con un gol de Santos Borré que empataron los rumanos por un error de Andrés. A partir de ahí, no atinaron a reaccionar.

'Jona' jugó los 90' en empate del Submarino en Rumania
DANIEL MIHAILESCU AFP

El Villarreal, con nueve cambios y un inicio prometedor, acabó descompuesto en Bucarest por un error de Andrés Fernández que le dejó helado. Tras adelantarle Santos Borré en el 9’, con una concesión de Tosca y una gran definición con el exterior, el portero del Submarino metió al Steaua en el encuentro con una cantada bíblica. La acción fue una catarata de despropósitos que hace repartir las culpas: nació en un córner sacado a la corta que nadie vigiló, continúo por un mal blocaje del guardameta y finalizó con un rechace en el que Sulley, ágil y listo, voló entre un mar de estatuas.

Hasta ese momento, el Villarreal parecía tener todo bajo control. La defensa no pasaba apuros y la amenaza de la contra se iba perfeccionando. Sin embargo, el mazazo encogió a jugadores bajo la lupa como N’Diaye, contuvo el atrevimiento de Cheryshev y alejó del balón a Bruno y Pato, claves, debido al gran despliegue de Muniru y, sobre todo, Amorin. Justo después del descanso el Steaua mereció mayor premio. Primero con un zambombazo de Amorin al larguero y, después, con un penalti de Rukavina por mano que vio todo el mundo menos el que debía. Jonathan Dos Santos, quien jugó su partido 21 en Europa League y se convirtió en el máximo competidor mexicano en dicho torneo, no gravitó. 

Escribá intentó mover el banquillo en busca de soluciones. Castillejo aportó algo más de nervio y Soriano, posesión. Bakambu, ya de vuelta, no tuvo tiempo ni de intimidar. El verdadero peligro lo siguió llevando José Ángel a balón parado. Y eso, en el Villarreal, no es un buen síntoma, pese a que en el descuento casi hace diana. Aun así, el Villarreal, tras el palo de la Champions, puede presumir de seguir líder e invicto. Y lo mejor: de ir conociendo ya quién son los titulares y cuáles son los suplentes.