NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

GRUPO C | GLADBACH 1 - BARCELONA 2

El Barça rectifica a tiempo

Remonta con goles de Arda y Piqué un partido en el que sufrió tras el gol de Hazard. Alcácer naufragó en un dibujo con dos nueves junto a Suárez. Penalti no pitado de Piqué.

BarcelonaActualizado a
El Barça rectifica a tiempo

Una rectificación a tiempo le valió al Barça ganar en el Borussia Park por 1-2 un partido que despeja el futuro de los de Luis Enrique en la fase de grupos de la Champions, que ya dominan con seis puntos, por los cuatro del Manchester City, que no pudo pasar del empate en Celtic Park. Tuvo que sufrir el Barcelona para lograr tan preciado botín, porque el partido se había puesto muy cuesta arriba tras el gol de Hazard en la primera parte. Por aquel entonces, un Barcelona sin toque, sin posesión y con un extraño dibujo de dos delanteros centros, Neymar libre y dejando huérfanas las bandas no prometía nada bueno. Busquets era el primer damnificado de la espesura barcelonista.

En el segundo tiempo, Luis Enrique corrigió el dibujo novedoso y regresó a lo clásico cambiando a Rafinha por el delantero valenciano, que en los 53 minutos que estuvo sobre el césped apenas la olió. El dibujo del Barça acabó de afinarse cuando entró en el campo Arda Turan, que está en un estado de forma sensacional y que le dio al equipo de Luis Enrique el colmillo que le faltaba.

Con el Borussia intimidado y el Barça reconociéndose, el equipo barcelonista empezó a gustarse y en una jugada de estrategia a la salida de un córner de esos que diseña Juan Carlos Unzué, Luis Suárez empaló un balón que Sommer no pudo atajar y Piqué, ese central con alma de delantero, estuvo atento para rebañar el balón y enviarlo a la red conquistando tres puntos fundamentales pensando en el doble enfrentamiento que se avecina frente al Manchester City de Guardiola.

Sirva la primera hora del partido como advertencia de que hay inventos que no funcionan y que salir a retar a carreras a un equipo alemán en su casa es tentar a la suerte. Pero la capacidad de rectificación del Barcelona es tal que Luis Enrique pudo variar el guión a tiempo cuando más cruda estaba la cosa.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?