GRUPO G | COPENHAGUE - BRUJAS

El Copenhague debe ganar al Brujas para seguir soñando

El campeón danés no cae en partido oficial desde mayo y, tras puntuar en Oporto, se ve con opciones de pasar; los belgas se juegan muchas posibilidades de ser terceros.

El Copenhague debe ganar al Brujas para seguir soñando
LISELOTTE SABROE

El Copenhague recibirá al Brujas en la segunda jornada de la Champions. Los locales vienen de una muy buena racha, son líderes en solitario de la Superliga danesa y llevan sin perder un partido oficial desde el 22 de mayo. Han demostrado que van en serio en esta Champions y ya sacaron un punto de un estadio difícil como es Do Dragao. El objetivo inicial era buscar la tercera posición y probar suerte en la Europa League, pero pueden dar la campanada y colarse en octavos viendo que su grupo es uno de los más asequibles. Juegan con un 4-4-2 con dos pivotes, dos interiores y dos puntas. No podrá estar Grejus, que fue expulsado ante el Oporto. La pareja de delanteros saldrá del trío Pavlovic-Santander-Cornelius, los tres son grandes goleadores que se reparten los minutos en liga. En el centro del campo destaca el capitán, Delaney, que es el cerebro del equipo y todas las jugadas pasan por sus pies. De seguir su andadura en Champions, no podría jugar más allá de la fase de grupos ya que el Werder Bremen anunció su fichaje para enero. En defensa Ankersen y Agustinsson en los laterales y los robustos Jorgensen y Johansson como pareja de centrales. Bajo palos estará el habitual Olsen.

Por su parte el Brujas visita el Telia Parken en una situación diferente. En su vuelta a la Champions, tras once temporadas sin jugarla, fueron goleados por 0-3 por el Leicester y ocupan la séptima plaza en la Jupiler League belga. Los resultados en liga están lejos de las expectativas, ya que viene de ganar la última edición. Tras mostrar su peor versión en la primera jornada, buscarán lavar su imagen ante el Copenhague, ya que saben que es, a priori, el rival más débil. Su juego habitual es un sistema de 4-2-3-1, y su principal peligro pasa por el delantero Vossen y por el colombiano Izquierdo, que juega detrás del punta. Diaby, una de sus estrellas en la consecución del título liguero, ha perdido peso y se espera que sea uno de los posibles recambios. En el centro del campo destaca el español Tomás Pina, recién fichado este verano, que se ha convertido en uno de los fundamentales de Preud'homme. Le acompañará en el doble pivote el capitán Simons, de 39 años. La defensa es prácticamente la misma de la temporada pasada con Engels, Denswil y De Bock, más el recién fichado Van Rhijn, que es internacional con Holanda.

Se espera un partido reñido entre dos de los equipos con menos presupuesto de la Champions y que lucharán por ser la sorpresa y colarse en octavos.