presentado por
Competición
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Champions League
  • Mundial de Clubes
  • NBA
Liga Mexicana - Apertura
TBC TBC

-

TBC TBC

-

Mundial de Clubes
NBA
Phoenix Suns PHX

-

Memphis Grizzlies MEM

-

Milwaukee Bucks MIL

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Sacramento Kings SAC

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Golden State Warriors GSW

-

New York Knicks NYK

-

FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

110

Houston Rockets HOU

116

FINALIZADO
Toronto Raptors TOR

92

Los Angeles Clippers LAC

112

FINALIZADO
Indiana Pacers IND

122

Boston Celtics BOS

117

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

87

Los Angeles Lakers LAL

96

FINALIZADO
Brooklyn Nets BKN

108

Charlotte Hornets CHA

113

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

116

Utah Jazz UTA

127

FINALIZADO
Chicago Bulls CHI

136

Atlanta Hawks ATL

102

INGLATERRA

Di Matteo castiga Grealish por su descontrolada fiesta en un hotel

El italiano impondrá una severa multa al jugador tras ser expulsados del hotel en el que se alojaba con sus amigos en la celebración de su cumpleaños.

Jack Grealish, tirado en el suelo tras una borrachera en Tenerife.
Twitter

Roberto Di Matteo es el actual entrenador del Aston Villa de la Championship inglesa (el equivalente a Segunda División), a pesar de haber ganado una Liga de Campeones con el Chelsea en 2012.

Su equipo no marcha bien en la clasificación, ya que se encuentran en el puesto décimo octavo. Esto podría estar relacionado con la conducta de sus jugadores. Y es que uno de sus futbolistas punteros, el joven Jack Grealish, ha protagonizado otro escándalo que ha enfurecido al técnico, por lo que no quedará impune.

Según Daily Mail, Di Matteo ha llamado al orden tanto al jugador como al resto del equipo y pretende quitarle a Grealish dos semanas de sueldo como multa, siendo su salario de 50.000 libras semanales (algo más de 58.000 euros) tras su reciente renovación.

Y es que el extremo protagonizó un bochornoso escándalo en un hotel a altas horas de la madrugada durante la celebración de su cumpleaños. Reservó varias habitaciones para sus amigos, llegando a estar en una de ellas al menos doce personas (dos de ellas mujeres). El alboroto que armaron fue tal que, tras las quejas del resto de huéspedes, el hotel tuvo que tomar parte y expulsarles, además de compensar a sus otros clientes por las molestias ocasionadas.

Según cuenta el diario británico, tanto el jugador como sus amigos se negaron a irse en un primer momento, pero finalmente accedieron a abandonar el hotel mientras algunos huéspedes acudían a desayunar. No se produjeron detenciones, pero cuentan que podrían haber consumido óxido nitroso (gas de la risa), una droga que es legal en Inglaterra y con la que ya le han pillado en otras ocasiones.

Jack Grealish ha estado involucrado en más altercados. Incluso hay una foto suya tirado en el suelo después de una borrachera por las calles de Tenerife.