NÁPOLES

"Callejón es de los mejores del mundo, ojalá no lo convoquen"

En Italia extraña que un jugador tan talentoso se haya puesto la camiseta de la Selección solo dos veces en su carrera. Sarri está encantado.

Si el Nápoles ya se ha olvidado de Gonzalo Higuaín, no es solo gracias a Arkadiusz Milik. El polaco ya lleva 6 goles en 5 partidos de este curso y ante el Bolonia mostró saber ser letal también con su zurda, además de con su cabeza. Sin embargo, el capocannoniere de la Serie A, en este momento, se llama José María Callejón.

El español, con 5 tantos en 4 jornadas, está volviendo a ser imparable delante de la portería rival, y ayer marcó su diana número 50 con la camiseta de los azzurri. Un gladiador intocable tanto para Benítez (que le llevó bajo el Vesuvio y vaticinó los 20 goles que marcó en su primer curso italiano, el 2013/14), como para Sarri. De hecho, el exmadridista solo se perdió un partido en las últimas cuatro ligas italianas, y fue por sanción.

Su fuerza física y su inteligencia táctica le convierten en un lateral insuperable y, a la vez, en un peligro constante para los rivales, cuyas defensas enloquecen con sus carreras siempre en el límite del fuera de juego. “Defiende como Maldini, ataca como Inzaghi”, dicen de él los tifosi azzurri, y en el Bel Paese el español ya es indudablemente, considerado como uno de los mejores extremos del Calcio. José, además, ya se siente un napolitano más y en este verano ha renovado su contrato con el conjunto sureño hasta 2020: los 9 millones que De Laurentiis desembolsó en 2013, hoy, parecen casi un regalo de Florentino Pérez.

Por todo eso, en Italia extraña, y mucho, que un jugador tan talentoso se haya puesto la camiseta de la Selección solo dos veces en su carrera. 'Calleti' sigue soñando con la Roja, pero su entrenador, Maurizio Sarri, tiene otras ideas: “José es uno de los mejores del mundo en su posición – dijo a AS después del 3-1 endosado al Bolonia – pero no lo digamos con voz muy alta. No quiero que le vuelvan a convocar a la Selección”. El técnico no soporta que le saquen a sus jugadores, y no le interesa que el siete partenopeo sueñe con representar a su país: “Dejemos que lo siga esperando. Yo estoy encantado con que se quede conmigo en Castel Volturno...”.