REAL MADRID

Las 5 citas claves que le quedan a Cristiano para ganar el Balón de Oro

El portugués es el favorito para lograr el premio individual, pero aún puede reafirmar su candidatura con los partidos de Liga ante Madrid y Barça y los tres con Portugal de clasificación al Mundial.

Las 5 citas claves que le quedan a Cristiano para ganar el Balón de Oro
FERNANDO ZUERAS DIARIO AS

Cristiano Ronaldo tiene en su mano ganar el que sería cuarto Balón de Oro de su carrera. La Champions conquistada con el Real Madrid y la Eurocopa con Portugal le avalan y aún le quedan cinco citas por delante en las que puede reafirmarse para hacerse con el máximo premio individual. En Liga, el Real Madrid tiene hasta diciembre (aproximadamente la fecha en la que se cierran las votaciones al Balón de Oro) dos importantes salidas: ante el Atlético en el Calderón (fin de semana del 20 de noviembre) y contra el Barcelona en el Camp Nou (fin de semana del 4 de diciembre). Dos importantes fechas y de escaparate mundial en las que el portugués deberá reafirmar su máxima candidatura. Además, a partir del 8 de diciembre el equipo blanco jugará en Japón el Mundialito de Clubes, una importante cita para sumar un nuevo título, aunque la actuación individual del portugués no se podrá valorar porque, presumiblemente, las votaciones al Balón de Oro ya estarán cerradas por entonces.

Con Portugal Cristiano también tendrá la oportunidad de demostrar su liderazgo y calidad individual. Los lusos comenzaron la fase de grupos de clasificación para el Mundial de Rusia con una derrota ante Rusia (2-0), en un partido en la que no participó Cristiano porque aún estaba lesionado. Ya recuperado deberá volver a liderar a su selección y llevarla por el buen camino para llegar al Mundial de 2018. Los partidos que deberá afrontar serán ante Andorra (7 de octubre), Islas Feroe (10 de octubre) y Letonia (13 de noviembre).

A estas citas que le quedan por delante se suman las actuaciones acumuladas a lo largo de la temporada. La Champions con el Madrid y la Eurocopa con Portugal son sus mejores avales. Cierto es que no sobresalió en ninguna de los dos finales, pero su aportación durante ambos campeonatos fue decisiva. En la final de Milán no brilló, pero marcó el quinto penalti de la tanda. Y fue el héroe de la remontada en cuartos ante el Wolfsburgo: su hat-trick en el Bernabéu (3-0) dio la vuelta al 2-0 que los blancos cosecharon el Alemania y les dio pase a las semifinales. En la Eurocopa se lesionó a los 25 minutos de empezar la final ante Francia y vio el partido desde el banquillo. Pero en la semifinal abrió el marcador ante Galés (2-0) y su doblete ante Hungría en la fase de grupos (3-3) fue decisivo para que Portugal superara una fase de grupos que se le había puesto muy complicada.