DALLAS COWBOYS

El mundo de la NFL enloquece con Dak Prescott

El quarterback de los Dallas Cowboys estuvo incluso más sensacional en su segundo partido, con dos pases touchdown y otros dos de carrera.

El mundo de la NFL enloquece con Dak Prescott
Tim Heitman USA Today Sports

Una vez que se supo que la temporada 2016 de los Dallas Cowboys iba a seguir girando en torno a Tony Romo como quarterback absoluto y única opción viable para el puesto, todas las plegarias de los aficionados iban encaminadas a que el propio Romo estuviese alejado de las lesiones sea como sea.

Tras los dos primeros encuentros de pretemporada de los de Texas, ya se puede decir que hay vida más allá de Romo y ese astro sobre el que podría girar todo el universo ofensivo de los Cowboys se llama Dak Prescott.

El quarterback novato volvió a dar muestras de su indudable cualidad con una actuación que incluso llegó a ensombrecer el debut del propio Tony Romo en el aplastante triunfo de los Cowboys por 41-14 sobre los Miami Dolphins.

La clave no es tan numérica, que también, sino de sensaciones, aunque cuando se consiguen puntuaciones perfectas en el Rating, eso supone que algo estás haciendo bien… o quizás mucho.

Supliendo al citado Romo, que tuvo una notable, Prescott fue capaz de guiar al ataque tanto con envíos profundos como de la mano de un Alfred Morris, que también anduvo desatado y que ganó 85 yardas en sólo 13 intentos (6.5 de media). El rookie logró dar un pase enorme a Dez Bryant para 28 yardas ya en el segundo cuarto que colocaba el 14-0 a favor de los ´Boys.

En la siguiente posesión anotadora, Prescott evitó ser interceptado por una penalización y ese ‘golpe de suerte’ sentó las bases para un drive que terminó en la end zone tras una carrera de 20 yardas, mostrando que no sólo se siente cómodo jugando en el pocket sino que su juego cuenta también con otras armas.

Y ni siquiera habíamos llegado al descanso.

En la segunda mitad, el quarterback siguió a lo suyo, dando espectáculo sin igual y de ahí la conexión con Brice Butler, tanto en pase profundo como para lograr el 34-14.

Prescott no decepcionaba a su público y poco después lograba su segundo touchdown de carrera que situaba el 41-14 definitivo.

Lo que sí está claro es que los aficionados de los Cowboys no sólo miran con optimismo este año sino las temporadas que están por llegar y es que Prescott y Ezekiel Elliott son dos excelentes bases para cualquier proyecto, incluso uno que suele tener tantas expectativas como el de los texanos.