LALIGA

El fútbol español entra en guerra con Hacienda

La tributación de jugadores y agentes es la fuente del conflicto. La AEAT niega que haya habido cambio alguno en la interpretación de la Ley del IRPF.

El fútbol español entra
en guerra con Hacienda
MACARIO MUÑOZ DIARIO AS

Las actuaciones que la Agencia Tributaria viene desarrollando en el fútbol español desde antes del verano de 2015 han terminado por levantar en armas a los diferentes sectores del gremio. Jugadores, clubes, LaLiga y agentes se han visto afectados por este cambio en la interpretación de la Ley de tributación que les afecta, fundamentalmente, en dos puntos: por un lado, el 15% del sueldo que los futbolistas podían cobrar antes a través de derechos de imagen, y por el que tributaban según el impuesto de sociedades a un 25% y no por el IRPF al 46% (como el otro 85% de su salario), y por otro, las comisiones de los representantes. Hacienda quiere que estas últimas formen parte del sueldo del jugador y que tributen como IRPF y no que los clubes las paguen directamente a los agentes abonando sólo el 21% de IVA (como sucede ahora), que luego, además, se puede deducir en gran parte.

La Agencia Tributaria ha levantado actas (está investigando) a más de 50 futbolistas de Primera y Segunda, a la mayoría de clubes de Primera (entre ellos, a los cinco grandes: Madrid, Barça, Atlético, Valencia y Sevilla) y los representantes también se ven afectados. Muchos jugadores han preferido cerrar un acuerdo con Hacienda y pagar el dinero que se les requería para zanjar el asunto, y otros exigen ya para sus nuevos contratos con los clubes tributar todo su sueldo como salario (al 46% según el IRPF). Fuentes consultadas por este periódico apuntan a que cuando las actas levantadas por Hacienda a varios clubes (sobre todo a los grandes) sean cerradas tendrán que hacer frente a un pago extraordinario de cerca de 30 millones de euros por los cuatro años de retroactividad que la Ley permite supervisar al organismo tributario. Ese dinero corresponde a los desfases en los impuestos sobre las renovaciones o nuevas contrataciones durante ese periodo. El hecho es que estos grandes clubes responderán, en la mayoría de los casos, del dinero que la Agencia Tributaria exige a sus jugadores, que seguirán cobrando su sueldo en neto.

La Agencia Tributaria niega que haya habido cambio alguno en la interpretación de la Ley del IRPF, que data de 1985 y que fue modificada por el Gobierno del PP en 1996 para permitir a los futbolistas cobrar el 85% de su sueldo tributando según el IRPF (como salario) y el 15% restante como derechos de imagen (tributando según el impuesto de sociedades, a una media del 25%).

Para sus actuaciones, el organismo se ampara en la modificación de un punto (el artículo 16) de la Ley de Impuestos de Sociedades, que ahora establece que las “operaciones vinculadas” entre una sociedad y sus socios deben hacerse a precio de mercado. Este cambio, que entró en vigor en 2008, permitía mirar con lupa los ingresos de actores y artistas (que hasta ese momento tributaban gran parte de sus ingresos por sociedades, y no según el IRPF), pero también abrió la puerta para que la Agencia cambiara, hace un par de años, su postura con respecto al fútbol. El Organismo ha detectado, también, que algunos clubes aumentaban la comisión del agente para encubrir parte del sueldo del jugador y pagar menos impuestos.

Asimismo, constató que las sociedades creadas por los futbolistas para cobrar sus derechos de imagen, muchas de ellas sin actividad alguna (sólo sirven para cobrar parte de su sueldo), son utilizadas para deducir gastos (coches, casas, viajes, ordenadores…) de manera irregular.
El desconcierto entre los sectores del fútbol es importante. Lo que antes era una práctica permitida por Ley de repente ha dejado de serlo sin que ésta haya cambiado. Después de los requerimientos de pago, vendrán las reclamaciones e, incluso, los procesos judiciales. Este último paso dado por Hacienda encarece a los clubes las fichas de los jugadores y los traspasos (serán ellos, en realidad, los que deberán asumir la diferencia de tributación).

LAS REACCIONES DE LOS ACTORES IMPLICADOS

Javier Gómez (director general corporativo de laliga): “Esto va a restar mucha competitividad al fútbol español”

“Este tema le viene muy mal a LaLiga, al fútbol español en general, a nuestro producto. Vamos a perder competitividad de una manera alarmante. Para los clubes será mucho más costoso traer a las grandes estrellas a jugar a nuestro país, un elemento que nos estaba diferenciando hasta ahora. Y esto sucede justo cuando estamos expandiendo la marca por todo el mundo. En 2013 el negocio del fútbol representaba el 0,75% del PIB, y ahora vamos para cerca del 1%. La gente debe saber que la gran mayoría del dinero que entra en LaLiga por derechos de televisión termina en las arcas del estado por el impuesto del IRPF, porque luego sirve a los clubes para pagar a sus jugadores. Por tanto, necesitamos un producto fuerte y no que nos resten competitividad. Esto es como poner palos en la rueda de nuestro fútbol o tirar piedras contra nuestro propio tejado”.


Miguel Cardenal (secretario de estado para el deporte): “Si hay cosas discutibles, para eso están los tribunales”

“Nuestra postura desde el CSD, como es evidente, es de absoluto respaldo a las actuaciones de la Agencia Tributaria. Somos Gobierno. Del mismo modo antes apoyamos a LaLiga para la reducción de la deuda de los clubes con Hacienda. No creo que este caso se trate de un cambio en la interpretación de la Ley. Debe de haber hechos objetivos que lleven a este organismo a realizar estas actuaciones. Y más en los tiempos que corren en los que ha habido tantos recortes y sacrificios de los ciudadanos. Y si hay alguna ambigüedad, tenemos la suerte de vivir en un estado de derecho en el que cualquier persona física o jurídica puede acudir a los Tribunales. Deberán ser ellos los que deban, en todo caso, dirimir sobre cosas que puedan ser discutibles o que se presten a diferentes interpretaciones. Los tribunales son una garantía para todos los españoles”.


Ignacio Chinarro (director económico financiero de la afe): “Aún no nos han respondido a cómo deben actuar los jugadores”

“Llevamos varios meses trabajando con la DGT (Dirección General de Tributación). Le hemos planteado una consulta vinculante y así resolver la incertidumbre de cómo pagar los impuestos: si haciendo caso del artículo 92 de la Ley Tributaria en la que se mantiene el 85/15, o en contra del artículo 92, y por tanto los futbolistas no podrían hacer frente al pago del 15% de su salario por medio de una sociedad. Ya hemos mantenido tres reuniones con este organismo. Hay mucha preocupación en el sector porque se quieren hacer las cosas bien, y en esa creencia estábamos. Tenemos la seguridad de que desde el Ministerio de Hacienda harán todo lo posible y responderán en breve a nuestra consulta vinculante aportando la claridad y la seguridad jurídica necesaria para todos, porque de momento no se han pronunciado al respecto. Hay gran incertidumbre entre los jugadores”.


Pedro Bravo (presidente de la asociación de agentes de españa): “Vamos a recurrir, lo que hacen es completamente ilegal”

“Es una barbaridad laboralmente hablando lo que se está haciendo y nosotros vamos a ayudar en el recurso de un jugador que está en vía de inspección para que se aclare todo esto. Es cierto que hay una dicotomía entre la normativa FIFA/RFEF y nuestro ordenamiento jurídico laboral, que es el que prevalece. Nosotros llevamos muchos años solicitando a las instituciones, sin éxito, una regulación jurídica de nuestra profesión. Según FIFA/RFEF podemos hacer intermediación laboral para los clubes y los jugadores. Según nuestro ordenamiento jurídico (Estatuto de los Trabajadores y Real Decreto 1006/85), sólo puede ser lucrativo en el caso del club (empresa) y totalmente gratuita para el jugador (trabajador). Por lo tanto, es el club, el único que puede y debe pagar al intermediario por estos servicios”.

EL CASO PRÁCTICO

El Madrid pagaría 17M€ más para fichar a Pogba

El sobrecoste que tendría para el Madrid fichar a Pogba habla de la importancia en la diferencia de tributación. Ahora, para que el francés cobrara 10 millones netos tendría que desembolsar 18,5 (a lo que se aplicaría el 46% de IRPF para que Pogba cobrase 10 netos). En un contrato de cinco años la cifra se iría, para el Madrid, a 92,5 millones. Antes, pagar 10 millones netos a Pogba costaría 15,7 millones (el 85% del sueldo que tributaba según el IRPF al 46%) y 2 millones más (el 15% restante, que lo hacía al 25% del impuesto de sociedades). En total, le habría supuesto al Madrid 17,7 millones, y en cinco años, 88,5 millones frente a los 92,5 que debe pagar ahora con la actual interpretación: 4 millones de sobrecoste. Luego está la comisión de Raiola. Con la actual interpretación sería sueldo del jugador (tributaría al 46%). Debería desembolsar el Madrid 37 millones para pagarle a él 20 netos. Antes sólo debía abonar el 21% de IVA (4,2 millones sobre 20 de los que luego deducía gran parte). La diferencia en la comisión es de 12,8 millones que, añadido a lo que paga de más por el sueldo (4), suma 16,8 millones de sobrecoste total.