FÓRMULA 1 | GP DE ALEMANIA

Gutiérrez hace enojar a los pilotos por no respetar las banderas azules

Tras su roce con Hamilton en Hungría, Ricciardo se quejó del mexicano porque le molestó al doblarle. "No fue mi intención", se defiende Esteban.

Gutiérrez cabrea a la parrilla por no respetar las banderas azules.
Charles Coates Getty Images

"¡Oh, Esteban es uno de mis favoritos, me encanta este tipo!". Léanlo con ironía, la misma con la que lo dijo Ricciardo por la radio. El australiano rodaba en la segunda posición con un ritmo a la altura de Mercedes con el superblando cuando se encontró con Gutiérrez en la pista. Aunque lo tenía imposible, Daniel empujaba al máximo para intentar presionar a Hamilton y, según su criterio, se vio frenado por el mexicano al intentar doblarle, algo por lo que ya se han quejado varios compañeros de asfalto.

"Fuera de pista no tengo ningún problema en absoluto con Esteban, de hecho es uno de los tipos más agradables. Pero en la pista últimamente a algunos nos ha impresionado su respuesta a las banderas azules. Lo hemos discutido en las reuniones de pilotos. He estado en esa posición y sé que apesta ser doblado, pero parece que no está haciendo un trabajo tan bueno como los demás en ese aspecto y, obviamente, es un poco frustrante", se quejaba Daniel tras el GP de Alemania en ‘Autosport’.

Una queja que no entendió el mexicano: "Voy a hablar con él. Estoy sorprendido. Vi que estaba detrás, pero estaba bastante lejos. Salí de boxes para el último stint con neumáticos nuevos y sí que los tenía fríos, pero Daniel no estaba lo suficientemente cerca. Cuando lo estaba levanté por completo y perdí alrededor de dos segundos. Hice lo que pude. No fue mi intención bloquearle. Si no está cómodo con ello, trataré de hablar con él y hacer las cosas mejor".

"Tuve una discusión con Lewis, pero aparte de eso... Me penalizaron, ¿qué más puedo hacer? Esta vez no lo han hecho, no había nada malo, no le bloqueé", se defiende el de Haas recordando su anterior incidente con Hamilton en Hungría por el que el británico le dedicó una peineta. Un roce ya solucionado: "Lo hemos resuelto por completo, estaba contento con mi explicación, él también me ofreció una disculpa". Esteban habrá de ir con más cuidado cuando vea banderas azules si no quiere más problemas.