NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Mourinho y Guardiola, Madrid y Barça

Actualizado a

Nos quedamos con las ganas de ver qué pasaba ayer en Pekín en el derbi de Manchester, desprogramado a cuenta de las lluvias. Es igual. Ya les veremos frente a frente, si no allí, donde se pretenderá reeditar el partido el 10 de septiembre, en su campeonato. Su rivalidad despertó tal impacto que apetecía, aunque por razones de puro morbo. La presencia de ambos en Manchester está en línea con el esfuerzo de la Premier por remontar su posición con respecto a LaLiga a base de contratar a los entrenadores de máximo prestigio. Por ahí andan Conte y Klopp también. Me extraña que se les haya escapado Emery.

Esta mirada a Manchester me ha hecho sentir como si aquí hubiera añoranza por los dos grandes entrenadores. Y es que la hay. En cada club, muchos les siguen valorando. Pero, ¿de verdad fue tanta pérdida? Al Madrid y al Barça les ha ido mejor sin ellos que a ellos sin el Madrid y el Barça. El Madrid ha ganado dos Champions en tres años, el Barça sigue acumulando títulos. En el primer año de Luis Enrique reunió cinco. Por su parte, Mourinho ganó una Premier pero luego fue despedido, y Guardiola ha hecho con el Bayern lo menos que se espera: ganar en Alemania pero no en Europa.

Los entrenadores cuentan, pero cuentan más los futbolistas. Ellos dos se han ido, pero aquí han seguido Cristiano y Messi, codo a codo en su pelea por el Balón de Oro, resolviendo, solos o en compañía de otros, el partido nuestro de cada sábado o domingo, o el de cada martes o miércoles si se trata de Champions. No veo que haya descendido el estatus de ninguno de los dos clubes, y por contra aquellos dos entrenadores, por otra parte estupendos, brillan menos que en los años de aquel su formidable duelo. La conclusión es una verdad de Pero Grullo: el fútbol es, ante todo, de los futbolistas.