TOUR

Contador: "Yo tomé la decisión. Ya no podía aguantar más"

Sean Yates, su director, le explicó a la televisión francesa que el madrileño se había levantado con "un poco de fiebre" y "se sentía muy mal".

Contador: "Yo tomé la decisión. Ya no podía aguantar más"
JEFF PACHOUD AFP

Alberto Contador abandonó el Tour de 2016 en plena subida al Cantó, segundo puerto del día, a cien kilómetros de la meta de Arcalís. En la Bonaigua, nada más arrancar la jornada, lo probó e intentó meterse en la fuga… hasta que le aguantaron las fuerzas. Sagan le gritaba “¡Regula!”, pero no logró seguir su rueda. Después, bajó al vehículo del médico en un par de ocasiones. Sean Yates, su director, explicó a la televisión francesa que el madrileño se había levantado con “un poco de fiebre” y se sentía muy mal: “Le pedimos que respirara tras el inicio tan rápido y que lo llevara con calma”.

Las frecuentes visitas al coche del Tinkoff auguraron lo peor. Y en el km 84 echó pie a tierra. Con gestos de `Qué le vamos a hacer’ se montó de copiloto y se dirigió directo al hotel de su equipo en La Massana. “Yo tomé la decisión. No podía más. Me efectuaré exámenes de cara al futuro. La fiebre se unió a las heridas y los golpes. El cuerpo ha necesitado trabajar mucho para recuperar, y se ha comprobado que no ha funcionado y que he dado el máximo. Me ha pasado factura todo. He corrido en desventaja desde la primera etapa”, se lamentó en la puerta del Saint Gothard, su alojamiento.

En Bagnères de Luchon aseguró que no consideraba la retirada: “No, no pienso en bajarme de la bicicleta. Sigo por el cariño que me han ofrecido los aficionados. En el día de descanso sí tocará balance”. Sus declaraciones quizá señalaban que sopesaría la idea de marcharse en la jornada de reposo. Finalmente cedió camino de Andorra. Oleg Tinkov, patrón de su escuadra, se mostró “francamente decepcionado”: “Su abandono me parece innecesario. ¿Por qué atacó de salida entonces? Al menos aún disponemos de las bazas de Sagan, Majka y Kreuziger”.

Se trata de la segunda retirada de Contador en la carrera gala. En la edición de 2014 se cayó en el descenso del Petit Ballon y sufrió una fisura en la meseta tibial de la pierna derecha. En sus planes entraban los Juegos Olímpicos y se planteaba la Vuelta: “Ahora mismo no pienso en Río, sino en restablecerme. Luego, a preparar la Vuelta “. Así que dejó en suspense su presencia en Brasil (las cinco plazas debe asignarlas el seleccionador, Javier Mínguez) y confirmó que desea participar en la ronda española. Veremos.