NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ROLLING STONES EN MÉXICO

Mick Jagger, simpatía por el diablo y mal agüero

El vocalista de los Rolling Stones es un aficionado consumado del fútbol. Su presencia en las Copas del Mundo se ha vuelto, casi, una leyenda negra.

Actualizado a
Mick Jagger, simpatía por el diablo y mal agüero
JOHN MACDOUGALLAFP

"Era un inútil. Fui a una escuela en la que solo se jugaba el rugby; pero de todas formas jugábamos los fines de semana". Michael Philip Jagger supo que sus aptitudes futbolísticas no lo llevarían muy lejos. Fue en 1960 cuando Keith Richards lo encontró en Dartford mientras cargaba con los vinilos que había recibido desde Estados Unidos: Chuck Berry, Muddy Waters. Entonces, el fútbol (y el rugby) quedó atrás y nació la leyenda. Blues demencial, percudido, irreverente, crápula. Huelga decir, nacieron los Stones. 

"Pleased to meet you / Hope you guessed my name / But what's confusing you / Is just the nature of my name". El himno profano de los Stones, el demencial ritual satánico confeccionado con bongos y una guitarra maniática, ha sonorizado las profecías futbolísticas de 'Mick'. Hincha del Arsenal; ahí la explicación al histórico mal agüero que ha perseguido a los 'Gunners'. No es Wegner, ni la romántica melancolía que guía a los corazones del norte londinense. No. Es la simpatía por el diablo que pregonó uno de sus acólitos. "I tell you one time / you're to blame".

Mick Jagger presenció, en vivo, el gol de Owen, la expulsión de Beckham, el gol anulado de Campbell y los vuelos de Roa en Saint Étienne; los testarazos de Zidane que derrumbaron a Brasil; el fogonazo de Gyan que descorazonó a Estados Unidos (y a Bill Clinton, quien mascullaba a su lado); el no-gol de Lampard, arrancado de la historia, en Bloemfontein; la resurrección de Suárez en Sao Paulo; el mítico 'Mineirazo', la tragedia brasileña de todos los tiempos. Siempre apoyó al equipo que perdió. Los 'Tres Leones' ya no le querrán como aliado en las tribunas (tres derrotas bajo sus ojos; las tres, en circunstancias tan misteriosas como agustiosas). 'Mufa', ave de mal agüero, la "maldición Jagger". "Cuanta más alta la expectativa, más grande es la decepción". Mick Jagger y la explicación de la melancolía inglesa de cada cuatro años. 

Las premoniciones se ennegrecieron hasta convertirse en leyenda. Jagger, Richards, Watts ('Hugo Gatti', según 'Mick') y Wood ('Alfredo Di Stéfano', también según 'Mick') han portado las 'remeras' de varios equipos del orbe. River Plate, la Selección Argentina, el Botafogo, la Selección Escocesa'. Muy probablemente los aficionados estarán preparando la conjura. La única forma de alejar los malos augurios es la cábala de corazón (rezos incluidos). Aunque poco, muy poco hay por hacer si aquel que profirió la maldición se proclama a sí mismo como una 'Satánica Majestad'. "I see a red door and I want it painted black..."

Pero Mick Jagger, versado como pocos en el arte de la vida, tiene la solución para los acongojados. "You can't always get what you want..."

Ampliar
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?