LIGA MX

Bravo guía a las Chivas a una victoria vital contra Jaguares

Triunfo de oro molido para el Rebaño Sagrado, que se aleja dos puntos de Morelia en la lucha por no descender. Nuevo doblete de Bravo; Brizuela y Ramírez también marcaron.

0
Bravo guía a las Chivas a una victoria vital contra Jaguares
Ulises Ruiz Basurto EFE

Bravo. Bravísimo. Otro excelsa actuación del delantero rojinegro delineó una victoria vital de las Chivas 4-1 sobre los Jaguares de Chiapas en el cierre de la jornada 7 del Apertura 2015. Bravo marcó en dos ocasiones (18' y 87'), mientras que Ramírez (42') y Brizuela (89') redondearon la goleada sobre los pupilos de Ricardo La Volpe, quien volvía al Omnilife tras su etapa fallida al frente del Rebaño Sagrado. Tarde redonda para los tapatíos: abren brecha de dos puntos con Morelia en la tabla de cocientes, Bravo entró en estado de gracia y Brizuela finalmente ha terminado con el proceso de reinicio de disco duro. 

Chiapas lució extraviado en los primeros minutos del partido. Sin noticias de Silvio Romero y Avilés Hurtado. El primer grito fue del Rebaño. Ponce se proyectó por la banda izquierda hasta la línea de fondo y envió un centro que Bravo remató a bocajarro en el área chica, anticipado a Villalpando. La jugada como un relámpago. Siguió con el dominio el chiverío, aunque no pudo estirar la ventaja hasta la recta final del primer acto, cuando Ramírez aprovechó que las manos grasientas de Villalpando no pudieran retener un envío de Cisneros; el "Avión" definió con marco abierto y portero en el suelo. 

No tardó en llegar la ofensiva chiapaneca. Muy bravucones emergieron los Jaguares, muy salvajes, tras el descanso. Ataque disparatado, sin concesiones, matar o morir. Al 53', Ponce bloqueó a Armenteros, como jugada de pick-and-roll de baloncesto. Guerrero decretó la falta. Avilés Hurtado disparó a media altura y Rodríguez voló para atajar el fogonazo. La falla no desanimó a los Jaguares, que siguieron acosando a un Rebaño en siesta. Rodríguez atajó una gran maniobra individual de Hurtado, poco antes de que Brizuela marrara, barriéndose sobre el área chica, un enésimo centro de Ponce. El Rebaño despertó a tiempo. Cuando el tiempo expiraba, Omar Bravo fue atropellado por Mustafá y Venegas. Segundo penalti del encuentro. El mochiteco disparó a la buchaca. Imparable, no por fuerza, sino por colocación. 126 goles con el Rebaño. La leyenda sigue. El último tanto fue obra de Brizuela, quien cacheteó el balón con desplante de flamenco incluido. 

Las Chivas escalaron a la posición 14 del campeonato (7 puntos) mientras que los Jaguares descendieron hasta la 9 (10 unidades) Y lo más importante, el Rebaño podría irse al receso 'fifístico' tranquilo: Brizuela está de vuelta y Bravo sigue siendo Bravo.