NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

AUTOS

Consejos para manejar con la máxima seguridad en la lluvia

Reducir la velocidad, no frenar de forma brusca y sujetar con firmeza el volante son clave

Consejos para manejar con la máxima seguridad en la lluvia
Luis Hernández del Arco
ldelarco
Actualizado a
Un neumático durante una intensa lluvia.
Freepik

Indudablemente, conducir un automóvil bajo la lluvia requiere de una serie de precauciones debido a la pérdida de tracción de las llantas.

Ante esta situación, es vital que los automovilistas sean sumamente cuidadosos al volante, debido a que el pavimento mojado aumenta la distancia de frenado y aminora la estabilidad.

Debido a que existen épocas del año o regiones donde la lluvia es frecuente, es importante seguir una serie de consejos para elevar la seguridad al manejar:

1. Revisar el desgaste de las llantas

Con el objetivo de lograr la máxima adherencia del automóvil en el pavimento mojado, las llantas deben estar en correctas condiciones.

Por ello es importante realizar una frecuente alineación y balanceo de las llantas, ya que aumenta la vida útil de las mismas y mejora la maniobrabilidad, especialmente en piso mojado.

Conjuntamente, es importante verificar que la presión de las llantas sea la recomendada por el fabricante del vehículo.

2. Utilizar las llantas correctas y rotarlas

Al momento de cambiar una de las llantas, es importante verificar que la medida sea la correcta para el automóvil, esto para no afectar la dinámica de conducción.

Adicionalmente, se recomienda realizar una rotación de llantas cada 10,000 kilómetros para evitar un desgaste irregular. También es importante revisar la llanta de refacción, para que cuando sea necesario su uso, se encuentre en buen estado.

3. Aumentar la distancia de seguridad con el resto de los autos

Al llover, un auto necesita más distancia para detenerse. Por ejemplo, la distancia a respetar en condiciones normales (sin lluvia) es de 10 metros de espacio con respecto al vehículo que va adelante. Cuando llueve, lo aconsejable es aumentar esa distancia al doble, es decir, 20 metros.

4. Reducir la velocidad

Otra de las desventajas de la lluvia al conducir es la perdida de visibilidad, por lo que se hace imprescindible disminuir la velocidad.

5. Evitar frenar repentinamente

Con la lluvia el asfalto se vuelve resbaloso, por lo tanto, los conductores deben evitar frenar repentinamente para evitar la pérdida del control del auto. Lo ideal es reducir la velocidad de forma lenta hasta que el auto se detenga en su totalidad.

6. Reaccionar con seguridad ante el efecto hidroplaneo

A grandes rasgos, el hidroplaneo se produce cuando el agua no puede ser desalojada a través del dibujo de las llantas, ya sea por exceso de velocidad y/o poca profundidad de la banda de rodadura. Lo anterior provoca una perdida de contacto con el asfalto y consecuentemente la pérdida de control del vehículo. Reducir la velocidad, nunca frenar de forma abrupto y sujetar con firmeza el volante son las claves para superar este efecto.

7. Llevar un kit de herramientas

Asegurar de llevar las herramientas necesarias: la llanta de repuesto en perfecto estado, gato hidráulico, herramientas, triángulos de seguridad, chaleco reflectante, lámpara e impermeable.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?